MORIR CON LAS BOTAS PUESTAS

Para mi, sin duda, la noticia estrella de este verano ha sido la dimisión por sorpresa del Ministro galo de Transición Ecológica, Nicolas Hulot, por el gran significado que tiene en cuanto a la derrota por la lucha a favor del Medio Ambiente. Y mira que ha habido noticias chungas donde elegir.

Creo que es la primera vez que una persona con mucho poder dentro de una de las potencias más importantes del mundo, tira la toalla reconociendo que le resulta totalmente imposible hacer nada para revertir la dinámica autodestructiva que estamos llevando a cabo. Y eso a pesar de que desde hace tiempo, la práctica totalidad de la comunidad científica ha dicho claramente que ya se han rebasado todas las líneas rojas en lo que hemos denominado "cambio climático" y que estamos en un camino sin retorno. Y si ya la lucha por estabilizar este proceso suponía un esfuerzo titánico, la llegada de Trump a la presidencia del país más contaminante de la Tierra, ha roto toda esperanza, por vaga que esta fuere.

Decía Hulot en una entrevista: "¿Hemos comenzado a reducir el uso de pesticidas? La respuesta es no. ¿Hemos comenzado a controlar la erosión de la biodiversidad? La respuesta es no. ¿Hemos comenzado a ponernos en situación de frenar la artificialización de los suelos? La respuesta es no". Además ha reconocido que la importante presencia de "grupos de presión en los círculos de poder", hace imposible cualquier intento de cambio.




Este mismo verano, raro ha sido el ascensor, bar o patio de vecinos donde no se ha hablado de lo "loco que está el tiempo", achacándolo al cambio climático. De hecho, en la prensa cada día se habla más sobre este tema. Hasta diría yo que todo el mundo lo hace con tono de resignación, como si fuese algo inevitable. Y seguro, que a estas alturas ya lo es.

No es por aguar la vuelta de las vacaciones a nadie, pero esto se está poniendo cada vez más feo y parece ser que nadie está dispuesto a hacer nada para remediarlo. Seguramente porque habría que renunciar a mucho de lo que tenemos y a mucho de lo que podríamos tener, algo a lo que no estamos dispuestos a ningún precio.

Dice Hulot que "El problema es el modelo económico de desarrollo" Pero reconoce que en nuestra sociedad "Estamos afligidos por los efectos pero seguimos adorando las causas”. 

Morir con la botas puestas, que decían algunos.

8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Lo de que esto se está poniendo cada vez más feo, solo será para algunos; en el último decenio, en España, se han triplicado los millonarios, a estos todo el desmadre les ha venido de puta madre.

Saludos

Myriam dijo...

Terrible y muy preocupante.
Y que falta de criterio o sentido común, además.

Te comenté la entrada anterior también.

Besarkada handi bat

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Emilio Manuel.
Ya, todo esto no hace nada más que empeorar todo, pero no va a ser la causa última de nuestra desaparición como especie.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
Sí, ya la había leído.
Esa falta de criterio y de sentido común nos va a costar muy caro.
Musu handi bat.

Juan L. Trujillo dijo...

Estas vacaciones del Monsieur Hulot, son bastante mas serias que las de Jacques Tati y vienen a demostrar que todavía quedan políticos con dignidad y decoro, pero desgraciadamente cada vez son menos y están en desventaja ante los que verdaderamente mandan.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Juan.
Así es. Estamos en manos de los "malos", sin duda.
Un abrazo.

recomenzar dijo...

Maravilloso escrito lleno de palabras que la gente quiere ignorar
saludos desde Miami

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Recomenzar:
Saludos desde Bilbao :-)

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.