IGNORANCIA ES LIBERTAD

6 comentarios

Pensábamos que cuando todo el mundo supiese leer y escribir, llegaríamos a ser más libres y tomaríamos mejores decisiones, arrinconando y marginando a los manipuladores, a los que nos engañan, nos mienten, a los que nos humillan y esclavizan… A los que abusan del poder que no les hemos dado. Pero nos equivocamos.

Pensábamos que cuando tuviésemos derecho al voto tomaríamos mejores decisiones y llegaríamos a ser más libres porque eliminaríamos a los que abusan del poder que no les hemos dado. Y pondríamos en su lugar a gente inteligente, culta, humilde, modesta, que trabajase con el pueblo y para el pueblo. Pero nos equivocamos.

A ellos, a los que abusan del poder que no les hemos dado, no les costó demasiado convencernos de que ser ignorante es lo más grande del mundo. Y lo asumimos con alegría. Los que abusan del poder que nos les hemos dado, nos convencieron de que lo mejor era darles el poder a ellos a través del voto y así seríamos más libres. Y lo asumimos enarbolando banderas y gritando lo que nos dijeron que había que gritar. Y nos sentimos libres.

Y nos repitieron una y otra vez, machaconamente sin descanso, palabras huecas, palabras vaciadas de contenido, como “libertad”, “democracia” y “solidaridad”. Y asumimos que ser esclavo era ser libre, vivir aplastado era la democracia y odiar a los demás era ser solidario.

Ahora somos felices porque hemos colocado la ignorancia en la cúspide de los valores humanos y a los ignorantes en el parlamento de la necedad.

 

Leer más...

LA FOTO: Se vende

6 comentarios

 


Leer más...

"AY NICARAGUA, NICARAGÜITA"

4 comentarios

Entre tanta incompetencia, incapacidad, torpeza… Y un sin fin de sinónimos más, tanto de los gobiernos autonómicos, nacional como internacionales, hoy sólo quiero quedarme con dos imágenes: la cara y la cruz, la cruz y la cara, de un mundo en descomposición que no merece los gobernantes que tiene. Nos hundimos cada más profundamente en la miseria humana más terrible y a pesar de ello somos incapaces de dar un giro a la historia. Pero parece ser que no hay otra, es evidente que preferimos que nos gobiernen los más ladrones e incapaces:

 


Desgarradoras imágenes en la televisión al ver la desolación del niño nicaragüense abandonado a su suerte después de cruzar la frontera a EE.UU. (“Ay Nicaragua, Nicaragüita”).


Contrasta con la cara de felicidad de estos otros haciéndose un "selfi".

Leer más...

LA FOTO: Viento en popa

6 comentarios

 


 

Leer más...

PROBLEMAS DEL PRIMER MUNDO

8 comentarios

Hace un mes hablaba de los "Sabelotodo". Sinceramente, yo no sé cómo la gente tiene tanta seguridad cuando afirma rotundamente qué vacuna quiere que le pongan. Si ya elegir el yogur que mejor te viene es todo un desafío, elegir vacuna es “la madre del cordero”.

 Que, claro, entiendo que tengamos que elegir un yogur, pero… ¿una vacuna? Para eso están los expertos ¿no? Si no nos fiamos de los médicos y de los científicos, ¿De quién nos vamos a fiar? En un mundo rebosante de “noticias falsas”, de saturación de información por los cuatro costados, ¿somos capaces de decidir por nosotros mismos qué vacuna nos viene mejor? Bueno, capaces sí que somos, al fin y al cabo opinar es gratis.

Una premisa que se cumple casi siempre es que el atrevimiento es directamente proporcional a la ignorancia. Cuanto más ignorante, más atrevido. Y no lo digo con ánimo de insultar a nadie, simplemente trato de evidenciar una realidad. Yo que en este tipo de cosas leo información, intento contrastarla, busco foros especializados y profesionales de probada y reputada experiencia... Y aún así lo único que tengo claro es que cada uno tiene sus ámbitos de responsbilidad y competencia.

Como la señora aquella que le discutía al arquitecto el tipo de tela asfáltica que más le convenía a la plaza que se iba a reformar.

Pues resulta que el primer mundo ha sido capaz de fabricar varias vacunas para un mismo problema en un tiempo record. Jamás ha pasado nada parecido. ¿Y qué es lo que se nos ocurre? Discutirle al experto qué tipo de vacuna nos debe de administrar. Terrible.

Afirmaba un tertuliano en la radio el otro día que en Alemania habían interrumpido de administración de  AstraZeneca y que allí la gente “no la podía ni ver”. Lo primero es falso, porque sólo lo han hecho para menores de 60 años y lo segundo... en fin...

Inmediatamente me vino una contestación a la cabeza: “Donde no la pueden ni ver es en Nigeria”, pero ni esa ni ninguna otra, claro. Simple y llanamente porque allí no llegan.

¿Alguien piensa de verdad que este debate tiene sentido fuera de los entornos privilegiados en los que vivimos?

Leer más...