YO SOY PROGRE

 PROGRE: “Que tiene ideas progresistas y tiene un concepto de la vida avanzado e innovador”.

La sociedad avanza precisamente porque hay una parte de la misma que se esfuerza para que la justicia sea realmente social y los avances de la ciencia beneficien al conjunto de la sociedad. Es precisamente gracias a los “progres” que vamos dando pequeños avances en esa dirección.

Me atrevería a decir que todas las leyes de este país que apuntan en ese sentido, han nacido de gobiernos progresistas y apoyados por la práctica totalidad del resto de las fuerzas políticas…, salvo la “derecha extrema” y la “extrema derecha”: Los inamovibles herederos del franquismo, que nunca terminaron de renegar de él.

No apoyaron la Constitución.

Votaron en contra de la Ley del Divorcio.

Votaron en contra de la Ley del Aborto.

Votaron en contra de la Ley del Matrimonio entre personas del mismo sexo.

Votaron en contra de la Ley de Eutanasia.

Están en contra de las leyes que promueven la igualdad de las mujeres.

La sociedad es precisamente más humana cuando las leyes que genera muestran sensibilidad y empatía hacia los colectivos menos favorecidos.

Hoy, los trasnochados de la Edad Media, que todavía son muchos, utilizan la palabra "progre" en el Congreso de los Diputados a modo de insulto, buscando así destruir sus connotaciones positivas, como lo han hecho con la palabra "libertad" y otras muchas. Ellos preferirían volver a poner de moda conceptos como “derecho de pernada”, “esclavitud”, “persona de bien”, “amante esposo”. Ahora están cargando las baterías para atacar con todos sus medios una de las leyes que ya creíamos intocables, La “Ley del Aborto”, y la recién aprobada “Ley de la Eutanasia”. Para ello han colocado sus mejores peones en los tribunales que estudiarán estos temas. Y lo han llamado, "despolitizar la judicatura".

Como no espabilemos, esta gentuza nos va a organizar un viaje a los tiempos oscuros que creíamos no volverían.


 

9 comentarios:

Noxeus dijo...

Lo que ocurre es que el progresismo, al igual que otras tendencias socio-políticas, no siempre es fácil de distinguir. Me explico: Blanco y negro son distinguibles y no admiten matices. Pero, un gris qué es? Un poco negro, o un blanco sucio.
Estoy seguro que algunas cosas que unos ven como progresistas, otros las ven como algo nefasto. Por poner un ejemplo: la abolición de la monarquía o el cambio constitucional o la autentica aceptación de un nuevo modelo de país.
Pienso que esta falta de convicción sobre lo que es progresismo, alimenta esas derechas que mencionas, extremas y extremadas.

Emilio Manuel dijo...

¡¡Ese es un progre!!, lo recuerdo en la época post
franquista como una especie de insulto, que siempre venia del mismo lugar, de una derecha que había tenido que tragar con algunas cosas, aunque pocas, tras la muerte del tirano. Es verdad que la sociedad española ha avanzado, pero no tan rápido como aquellos progres nos hubiera gustado, nuestras leyes constitucionales tienen muchas puertas falsas por donde se escapan los sinvergüenzas, corruptos y la mala ralea que siempre ha tenido este país desde tiempos inmemoriales.
La derecha y la ultraderecha, está volviendo de nuevo, más inteligente y hasta camuflan palabras democráticas para sus intereses, por ejemplo, la que has dicho, se les llena la boca de LIBERTAD, pero la suya, la que ellos entienden, de corrupción la de los otros, no ven su viga en su ojo.
Creo que la palabra progre, está demodé, ahora nos podemos encontrar, de hecho hasta hay presidentes de comunidad, que dicen ser progres pero lo son de pacotilla, por lo hechos los conoceréis.

Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Ricard.
Te entiendo pero no estoy totalmente de acuerdo.
Creo que, efectivamente, hay cosas progres debatibles, y muchas. El progre siempre está a favor del cambio, sobre todo si se percibe un bien común importante, incluso tiene claro que muchos de esos cambios no son obligatorios a nivel individual. Pero los "conservadores", que por algo se llaman así, odian el cambio por definición. No es obligatorio divorciarse ni abortar, pero su fanatismo les lleva a impedir que los demás lo hagan. Creo que el concepto "progre" incorpora esa libertad de elección.
Pero bueno, por supuesto esto con todos los matices que nos permite un espacio de debate como este.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Emilio Manuel.
El "conservador" en el más amplio sentido de la palabra, odia el cambio por definición. Si por él fuera seguiríamos con la inquisición, pero el cambio es inexorable y la sociedad progresa precisamente por eso.
El cambio siempre viene provocado por los progres, jamás por los conservadores.
Hablo de cambios positivos para la sociedad, claro. No de los que provocan tipejos como Trump o Bolsonario... O Rajoy, claro.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Javier y que vamos para atrás a marchas forzadas también t que como no lo remediemos la máquina del tiempo en la que nos hemos metido va a llevarnos a la Edad Media, también.

Emilio Manuel dijo...

Javier, ¿discrepamos en el comentario?

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Emilio Manuel.
¿Discrepar? Yo creo que no.
Un abrazo.

manouche dijo...

Me das miedo,amigo....

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola manouche.
No debería ser yo el que te da miedo. :-)

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.