LA SARTÉN POR EL MANGO

 

Ni la educación acabó con la ignorancia,

ni la lectura nos hizo más libres.

 

La educación está diseñada para no

pensar y la lectura que se promueve

hace tiempo que dejó de llamarse

literatura.

 



 

4 comentarios:

Juan L. Trujillo dijo...

La ignorancia es servíl, la educación es libre.
Por eso es tan importante saber elegir lo que aprendemos.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Juan.
Olvidalo. El Mundo está en otra pelea.
Un abrazo.

Rajani Rehana dijo...

Beautiful blog

Rajani Rehana dijo...

Please read my post

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.