CALIDAD PARA ESCÉPTICOS: EL P.D.C.A.


Los sistemas para la mejora de la gestión que se aplican en las empresas, no cabe duda de que son formas de hacer las cosas introduciendo un poco de método y orden. Por lo demás no son nada que no hagamos todos los días, de una forma consciente o inconsciente, en nuestra vida diaria.

Concretamente hoy quiero hablar del ciclo P.D.C.A., denominado también ciclo de la "mejora continua", y lo vamos a aplicar, a modo de ejemplo, a los buenas intenciones que decimos tener siempre al finalizar el año. Intenciones de mejora de nuestra salud física y mental, casi siempre. Intenciones de ponernos seriamente a hacer aquello que nunca encontramos el momento de hacer. Mejoras que casi siempre suponen algo así como: “el próximo año me voy a apuntar al gimnasio, de éste no pasa. También me voy a apuntar a inglés. Comenzaré una dieta para bajar unos kilitos y por fin dejaré de fumar (esta última va a ser por imposición legal, pero bueno…)”. Y un largo etcétera que casi nunca cumplimos. Esta sería la fase de PLANIFICACIÓN.

Bueno pero no nos adelantemos. El ciclo P.D.C.A. tiene las siguientes fases y significados:

P= Plan: Planificar las actividades que queremos llevar a cabo.
D= Do: Hacer, realizar dichas actividades.
C= Check: Controlar, medir si vamos bien en su ejecución.
A= Act: Actuar para mejorar, aquello que no halla ido bien durante el proceso.

Lo cierto es que intuitivamente cumplimos todos los pasos, lo que pasa es que nos lo han traducido al lenguaje de "expertos" para que sólo unos pocos "elegidos" lo puedan entender.

P = Planificamos muy bien, ya que nos llenamos de buenas intenciones con lo de “el año que viene voy a…” . En mi opinión esta fase peca de un exceso de motivación, sin duda generada por unas pocas copas más..

D = Hacer lo que es hacer no hacemos mucho. Aquí ya... digamos... empezamos a fallar. Yo creo que el efecto de la resaca hace una labor depurativa sobre los recuerdos de las fiestas, de manera que nos desayunamos con lo de “¿…que yo dije que iba a ir al gimnasio? Pues no me acuerdo.

Se dice que algunos como mucho se matriculan en el gimnasio y en inglés y ya los más avanzados se compran la ropa para ir al gimnasio (eso sí, siempre de primeras marcas) y los libros de inglés.

C = Lo de controlar viene a través del sentido de la culpabilidad, allá por mayo, es cuando la gente empieza a pensar en la “operación bikini” y nos damos cuenta de que seguimos sin vernos los pies, porque hay un enorme michelín que obstruye la trayectoria de nuestra mirada. "Joder, mira que el tiempo se pasa volando. Parece que fue ayer cuando me matriculé en el gimnasio (del inglés ni hablamos). Pues algo tendré que hacer porque el verano está al caer". Evidentemente no hacemos nada.

A = Y aquí ya lo de “actuar para mejorar” se produce a las vísperas de las navidades cuando entonamos aquello de “¡de este próximo año no pasa!” Y lo decimos tan convencidos que cuando llega el momento de los cubatas volvemos a planificarnos con lo del inglés, el gimnasio y el tabaco.

Ya veis, esto de la mejora continua no es nada que no sepamos hacer perfectamente. De hecho, cuando lo llevamos a cabo nuestra vida mejora de verdad. Y aunque el ejemplo es el que es, las sociedades avanzan porque la mayoría de las veces lo cumplimos sin necesidad de habernos aprendido la lección de memoria.

Pero la realidad es muy tozuda y, un año más, necesitaremos buscar justificaciones a nuestros continuos "fracasos", así que siempre podremos decir que esto de la "mejora continua" es cosa de empresarios.

8 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

genial javier: Lo has clavado. Nos vamos desinflando poco a poco, peor por esos misterios de la vida las cosas siguen funcionando. Y es que el esfuerzo, si no se mide bien y previamente, desemboca en el olvido.

El métod es beno, la aplicación no es correcta.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Muy bien Javier, así me gusta, que utiicemos metodología para constatar lo que ya sabíamos, que el año que viene tampoco nos vamos a ver los pies por culpa de los michelines.
Mi madre tiene una variante del método que consiste en que va al médico y luego interpreta lo que le dice en clave favorable, claro está. Pero la mujer se pasa el año convencida de que cumple a rajatabla lo que le dijeron y echándote a ti la culpa por lo contrario.
Buena aportación. Me ha encantado.
Un abrazo.

Katy dijo...

Lo has hecho tan ameno que me ha divertido. Es tal cual. Este sistema de actuación se hace en cualquier grupo que tiene unos objetivos:(
Lo menos divertido es ver cómo a veces derrochamos este precioso tiempo para nada. Porque lo que es hacer, va a ser que no. Eso se constata y después a empezar el ciclo.
¿Cambiará en el 2011?
Eso lo dejamos para las buenas noticia de diciembre.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Tienes toda la razón del mundo. Por eso me ha animado a "hacer unas risas" con este tema.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Josep:
No metas a las madres por el medio que la liamos. Hagan lo que hagan ellas siempre hacan bien las cosas. No necesitan metodologías caducas.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Por lo menos nos reimos un rato, que no es poco.
Un abrazo.

Toni dijo...

jejeje...lo has clavado.
Dichoso gimnasio!

Salu2

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Toni:
Si es que la Navidad "inspira".
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.