¿VALORES? ¡QUÉ VALOR!

Desde hace unos años no oigo más que hablar de VALORES. “Valores en la empresa”, "Valores de las personas", “Valores de las ciudades”… vamos, como lo de la Innovación, pero sin ser todavía tan “cansino”.

Sabiendo que se trata de un concepto que empieza a manosearse en demasía, lo cierto es que me motiva. Seguramente será porque siempre trato de buscar lo mejor que hay dentro de estas iniciativas, que tratan, aparentemente, de poner en valor conceptos que quizá tenemos un poco abandonados. Quizá porque no hacemos nada más que hablar de los Valores de los jóvenes, como si fuesen los únicos culpables del lío moral y ético en el que estamos metidos. No lo sé, pero el tema es motivante.

Bueno, la cuestión es que hace unas semanas asistí a una jornada sobre "competitividad" en la empresa, en la que uno de los ponentes era Jose Ignacio Goirigolzarri, ex - consejero delegado del BBVA y persona muy traida y llevada en prensa por su polémica jubilación más que multimillonaria, en tiempos en los que no andamos para tonterías. Entre las muchas cuestiones que se plantearon como reflexión a lo largo de la tertulia (el encuentro tenía este formato), esta persona estuvo hablando de "los Valores" como elemento clave en el desarrollo del emprendizaje y el desarrollo de las empresas. Hasta aquí nada nuevo, porque ya hemos dicho que últimamente esto de los Valores está de moda. El motivo de la reflexión surge cuando, a la hora de hacer preguntas a los ponentes, una persona del público asistente le preguntó al susodicho a ver si alguien que había accedido a una jubilación multimillonaria como era él, se sentía legitimado para hablar de "Valores".

La verdad es que no me acuerdo qué respondió este "buen" hombre, puesto que inmediatamente me puse a pensar sobre este asunto de los Valores y el maltrato que están sufriendo en general y por parte de algunas personas carentes de todo escrúpulo, en particular. Y es que me da la impresión de que hoy en día "cualquiera" se siente legitimado para hablar de ellos. ¿Será porque es un tema "fácil"? ¿Será porque se diga lo que se diga ya no nos extrañamos de nada? No lo sé, pero me atrevo a decir que en este asunto de los "Valores" todo el mundo se atreve a entrar con la cabeza bien alta porque se está identificando Valores con Legalidad. Es decir, si es legal es ético y por lo tanto portador de "valores eternos".  "Oiga que yo no hago nada que no sea Legal, ¿eh?. ¿Va a dudar vd. de mi honestidad?" Ya ni siquiera es necesaria hablar de dinero.

Con frases de este pelo justificamos cualquier barbaridad, por muy cuestionable que sea su catadura moral, sencillamente porque es LEGAL. ¿Qué importan las consecuencias? ¿Qué importan las personas que nos llevemos por delante?, ¿Qué importan los bosques que destruyamos, los mares que contaminemos?. ¿Qué importa todo lo que depredemos o el daño que hagamos, si lo que hacemos es LEGAL?

No voy a decir que esta actitud es consustancial al ser humano, sinceramente creo que no es así (aunque cuesta más cada día mantener esta afirmación), pero lo cierto es que los últimos 15 años de la historia de la humanidad han sido terribles con relación a los VALORES. Esta vez se nos ha ido mucho la mano. Bueno, qué narices, ¿por qué voy a incluirme yo cuando en realidad a los que se les ha ido la mano ha sido a "ellos". Sí, a “ellos”, a los que lo han dejado todo el paisaje totalmente desolado, como un páramo. Pero eso sí: de manera absolutamente LEGAL.

Y mientras tanto yo sin acordarme de lo que este buen hombre respondió cuando le preguntaron a ver si se sentía legitimado para hablar de VALORES.

Si es que tengo una memoria…


(NOTA aclaratoria: en el video se habla de TXOSNA. Se trata de un chiringuito que montan diferentes grupos sociales, deportivos o asociaciones, en las fiestas de Euskadi, en las que se venden todo tipo de bebidas, para conseguir recaudar fondos para mantener su actividad).

16 comentarios:

JLMON dijo...

JAVIER
No te preocupes de lo que respondió el personaje..seguro respondió "sin valor"
Nuestros valores ya no existen, hace tiempo nos los dejamos por el camino para poder entrar en esta romería en la que estamos...
Cuidate

MaS dijo...

Javier,
y todavía nos alarmamaos de que la Belen Esteban tenga fans???... yo empecé a quedarme ojiplática con aquello de Mario Conde, y sigo sin creermelo con lo del señor Aznar, y el señor Gonzalez... en fin, como dice JLMON, tontos y apaleados, o al menos, parece ser que "cualquiera" no puede hablar de valores, si no tiene una saca a su lado.
Al final, me voy a hacer de la Esteban.
Saludos, M.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier

Confundir como hace mucha gente valores con legalidad es como hablar de de la velocidad y el tocino. Visto lo bvisto, el único valor que domina todo es el del dinero. los demás, como apunta josé luis los dejamso en el camino.

Un abrazo

Katy dijo...

Hola Javier ciertamente el tema tiene mucho hondura. Hay muchas clases de valores y todos pueden ser legales. Lo que ocurre es que hemos apracado los valores morales porque lo que interesa es la legalidad, aunque sea una inmoralidad.
El valor lleva a la persona a ser a ser más humana y las tracienden.
No ocurre asi con la legalidad.
En fin que no me enrollo más:)
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Más que romería, de la cual tengo un recuerdo entrañable, se podría definir como "orgía sadomasoquista".
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola María:
Tienes mucha razón.
Yo también me voy a hacer de la Esteban.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Es una forma elegante de hablar de dinero sin nombrarlo.
Si es que siempre se puede encontrar una manera de hacer que las cosas parezca lo que no son
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Exactamente. Confundir valores con legalidad es un tremendo error. Lo malo es que muchos se confunden a propósito.
Un abrazo.

Astrid Moix dijo...

Hola Javier,
Es verdad que los "valores" (positivos) han perdido bastante de su "valor" a fuerza de manoseo, pero como yo sigo creyendo en la fuerza de las personas -todas, anónimas y famosas, ricas y pobres- y en la ética individual, creo que sigue habiendo lugar para ellos.
En cualquier caso, el debate sobre lo que es justo, bueno, ético o correcto, y su entronque o confusión son la legalidad no es nuevo. Ya se discutía sobre ello en tiempos del derecho romano y como ves, seguimos sin encontrar una respuesta válida para todos. De ahí que reivindicar la opción individual me parezca la única salida.
Muy buena reflexión.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Astrid:
Pues sí, tienes razón. Yo también pienso que la opción individual es la mejor. Lo que me preocupa es la gran influencia de los medios, lo que influye más de lo que pensamos en nuestra autonomía real.
Pienso.
Un abrazo.

el iosu dijo...

Otro aspecto peligroso es cuando nos afirman con una cínica invitación a la resignación:

"ya sé que no es JUSTO... pero es LEGAL"

un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola el iosu:
Pues para mi que estamos en un momento histórico de esos, porque las leyes que se están aprobando van por ahí.
Un abrazo.

Josep Julián dijo...

Hola Javier:
Como sabes, soy uno de los que a menudo hablan sobre valores aunque quizá no sobre esos que mencionas. Los valores que me interesan son esos a los que antes llamábamos principios pero a los que cambiamos el nombre por considerarlo trasnochado. Los principios son valores éticos y lo curioso es que aunque todos los tenemos pensamos poco en ellos además de que a muchos les costaría enunciarlos, lo cual para mí es una buena señal. Hay que vivir de acuerdo a ellos, no manosearlos.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Josep:
Si ya lo dijo Groucho: "Estos son mis principios, si no le gustan dígamelo y los cambio"
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu entrada. Como persona del público que le hizo la pregunta, quiero decir que estaba muy sorprendido que él estaba hablando de valores. Luego, reflexionando no tanto. Me da la impresión que cuando algo escasea, como los valores (banqueros, en la empresa, etc), una estrategia es hablar de ello pero aplicándolo erróneamente...como si los valores de los jóvenes fuesen el problema...

Algo similar pasaba en los regímenes comunistas. Todos sabíamos que la Alemania oriental, vamos la parte comunista, no era democrática. Y que hicieron? Llamarla República Democrática Alemana. Por cierto, la respuesta no era respuesta, dijo que no quería desviar del tema y que me iba a responder en privado. Todavía lo estoy buscando para que me pueda responder...un abrazo, Heiko

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Anónimo:
Ni se me había pasado por la cabeza que te pudieses pasar por aquí. La verdad es que esto de los blogs tiene sus sorpresas.
Entrando en el tema, tienes mucha razón en tu comentario, cualquiera con mucha pasta y un poco de morro se pone a dar lecciones aprovechando que a ellos se les pone el micro más cerca que a los demás.
Moralina barata.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.