SENTIRSE JOVEN

“¿Que cómo era en mi época? Oiga, que esta época también es mi época” (más o menos).                             Joaquín Sabina
“A mi me vas a decir, yo ya estoy de vuelta de todo”.                         Tu mismo
“A ciertas edades hay cosas que no se pueden hacer”                         Mi vecino
“Yo de la cabeza me siento joven, estoy muy bien, el que no me responde es el cuerpo”.                    Mi suegra: 82 años
“Aita, tu eres viejo”.                      Mi hija
El tiempo pasa,
nos vamos poniendo viejos
y el amor no lo reflejo, como ayer.
                         Pablo Milanés

¿Qué es eso de “sentirse joven”?

“Joven" no es un sentimiento. Joven se es o no se es. Punto. Y para eso las instituciones, sabiamente, se han preocupado de establecer límites precisos: Joven se es hasta los 30 ó 35 años, según el gobierno y la época que te haya tocado vivir. Luego si tienes 80 y se te muere un amigo de 75 es lícito decir aquello de... "pero si todavía era joven". Pero punto, aquí se acaba la juventud. Dicho de otra manera, dejas de ser joven cuando otro más joven que tu te trata de "usted". A partir de ahí, deja de jamarte el coco y sobre todo, de hacer el gilipollas.

Si esto te parece poco existe otra "prueba del algodón": la experiencia. La “NO juventud” está irremediablemente asociada a la “SÍ experiencia”, es decir, cuanta más experiencia tengas, menos joven eres. Así de sencillo y ya te digo yo que sólo tienes que ponerte a pensar cuantos consejos has estado repartiendo por ahí la última semana. "¡... Si lo sabré yo...!"

Y es que será porque todas mis relaciones se producen con personas que andan por los cuarenta y muchos o los cincuenta y tantos, pero cada día oigo más eso de que “yo me siento joven” o cosas similares; como si la juventud fuese un estado de ánimo. Y es que cuando llegamos a “esa edad” tratamos de reivindicar nuestra presencia en un mundo diseñado para los jóvenes: “Oiga, que yo sigo estando aquí, que no me he ido”. Es lo que les pasa a los actores y en mayor medida a las actrices, que cuando llegan a “cierta edad” nadie les llama para hacer una película.

Por eso inconscientemente, intentamos parecer lo que no somos y nos ponemos a hacer y a decir cosas que no corresponden con nuestra edad: Aparece el "tuning" corporal y hasta el mental. Un tanto patético… con perdón.

Es difícil hacerse mayor sin una causa
No quiero echarme a perder como un caballo débil
La juventud es como los diamantes en el sol
Y los diamantes son para siempre
Joven para siempre, quiero ser joven para siempre
¿Quieres de verdad vivir para siempre, por siempre jamás?

...                                                                           Alphaville  - Forever Young
Alguien que haya dicho tamaña barbaridad en algún momento, ¿ha intentado recordar lo que sentía, pensaba y decía cuando tenía 20 años? Seguro que no. Porque si lo consiguiese (lo cual me parece harto difícil, puesto que ha pasado demasiado tiempo) se daría cuenta de que ser joven y sentirse joven no tiene nada que ver con lo que está pensando y diciendo. Además, a nada que reflexionemos nos damos cuenta de que nos pasamos la vida criticando y minusvalorando a los realmente jóvenes por su falta de responsabilidad, por su escasa madurez, por… por todo aquello que nosotros, ahora, creemos importante pero que en realidad no lo era tanto cuando teníamos su edad. Es más, somos incapaces de mantener una conversación de más de un minuto con ellos porque no tenemos nada en común; de su jerga y de su forma de comunicarse hoy en día ni hablamos.

Reconozcámoslo: somos absolutamente diferentes porque tenemos tanta experiencia acumulada que podríamos aburrir con batallitas al mismísimo padre de Homer Simpson. Podríamos dar tantos consejos absolutamente ridículos que podríamos plantearnos el dedicarnos al mundo del "humor". Y luego nos lanzamos a la piscina diciendo “si es que yo me siento joven”. ¡Venga ya!, a ti lo que te pasa es que no quieres envejecer.

Insisto: experiencia y juventud están totalmente reñidas, así que a partir de aquí puedes sentirte todo lo joven que quieras, pero no dejarás de tener cuarenta o cincuenta y… Y a los ojos de los jóvenes estás en otra dimensión a la que ellos llaman "viejo".
Bien. Una vez clarificado este punto, te puedes preguntar ¿acaso es malo estar en esa fase en la que has cambiado de "categoría"?

Yo creo que no. Me ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí para ponerme ahora a mirar hacia atrás con nostalgia. Pero… tú mismo.

(NOTA: Atentos al peinado y al vestuario).

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Recuerdo cuando comentaste que era más una cuestión de sentirse vivo que de la palabra "joven" pero para bien y para mal esta asociada a energía, entusiasmo etcétera. Aclarado esto, coincido contigo en que es complicado y a veces, patético, querer vivir una frecuencia que corresponde. Y es cierto que criticamos lo que fuimos lo cual demuestra que no compartimos muchas cosas aunque creamos que sí.

Un interesante tema que no llevará siempre a nuestras propias contradicciones.
Buen post , si señor.
Un abrazo

Katy dijo...

Hoy cualquier cosa que no sea ser jóven está mal visto. Cada etapa tiene sus momentos y su forma de vivirla. Yo no retrocedería por nada del mundo, porque me ha costado "Una vida llegar hasta aquí" y la experiencia me llena. Es absurdo intentar ser lo que no se es porque a parte de hacer el rídiculo no sirve para nada.
Muy bien explicado. Me ha gustado mucho, será porque estoy en ello:)
Un abrazo

MaS dijo...

ay,ay,ay...no se,no se..tu rotundidad me desconcierta: ¿que la juventud no es un sentimiento?...y cuándo dice quien que se acaba la juventud???... que la juventud está enfrentada con la experiencia????
Te apunto lo que dijo victor Hugo: Los 40 son la edad madura de la juventud, los 50 la juventud de la edad madura.
Convinamos en que maduros, si somos.
Tu post, querido Javier, da para una cerveza con mucha espuma.
un abrazo, M.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Totalmente de acuerdo en que juventud está asociada a energía, a entusiasmo y a otras actidudes positivas y motivantes. Yo resumiría como que juventud y "comerse el mundo" van de la mano. Nosotros ya no nos queremos comer el mundo, al menos de un bocado, pero sí que podemos mantener un componente muy alto de energía y entusiasmo, ahora bien, sin olvidarnos ni lo que somos y de dónde venimos, cosa que muchos olvidan.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Es muy cierto lo de "hacer el ridículo" que comentas. Para algunas cosas somos tan mirados y para esto no tenemos ningún tipo de verguenza. Es más, como la sociedad prima la juventud, no nos importa ni que se rían de nosotros.
En fin...
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola María:
Me alegra de que discrepemos, aunque sólo sea porque es un buen motivo para lo de la cerveza... con mucha espuma. Pero no me negarán que esta sociedad está obsesionada con la juventud sin tener en cuenta valores de edades algo más avanzadas, que compensan casi siempre, con creces el aspecto físico. Y todo esto aun estando de acuerdo con Victor Hugo, porque pienso que su reflexión corresponde a otro tiempo bastante diferente.
Bueno, lo dicho: ¡que corra la cerveza!
Un abrazo.

y que llega un momento en que hay que aceptar que eso ya pasó.

A.L. dijo...

Hola Javier no hay que sentirse jóven hay que serlo. La e4dad cronológica solo existe para los menos jóvenes, los que lo son no la necesitan. Asi es y será.
Si tarde o tenpramo todos terminaremos arrugados. La alternativa es mucho peor.
Un post para nota
Un abrazo

el iosu dijo...

Sr. Javier (con perdon)jajaja
En tiempos pasados mi meta era derribar muros... Hoy procuro retirar las piedras suficientes para pasar... y seguir en el camino.
En lenguaje poético: siento que mi meta no es destrozar la nube que parece interponerse, sino seguir caminando hacia mi estrella.

un abrazo de "veterano en invierno"

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola A.L.:
No es más que eso: Tienes la edad que tienes y perteneces a una generación. Todo lo demás son esfuezos vanos e innecesarios.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola el iosu:
Me ha encantado tu comentario. Es una maravillosa forma de resumir lo que pretendo decir.
Todo un placer.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.