LA CULTURA DEL MIEDO


Acaba de aprobarse una reforma laboral que ha dado mucho de qué hablar antes de ser aprobada, lo está haciendo ahora recién aprobada y lo seguirá haciendo durante mucho tiempo... a menos que las próximas medidas que se tomen sean todavía más... como díría yo... más... "rotundas" y así tengamos un tema más peliagudo del que hablar. Pero bueno, no es mi intención hablar de este asunto; ya se ocupan otros con mucho más criterio que yo.

Lo que me ha llamado la atención es una frase que he leído en prensa, extraída de la memoria que sostiene la reforma laboral: "al ser el riesgo de despido muy reducido, se desincentiva el esfuerzo y se genera una excesiva resistencia a la adaptación a nuevas necesidades". 

He sacado inmediatamente una conclusión: vamos a retroceder más de un siglo en todo lo relacionado con la gestión y dirección de personas en las empresas. ¿Por qué? Porque una declaración como esta retrata el fondo, la forma de pensar, la filosofía que sostiene aquello que se está legislando.

Me he acordado de muchos de vosotros, compañeros blogueros a los que os leo con asiduidad; amigos y profesionales que desde hace mucho tiempo trabajáis para que las empresas entiendan que su mejora competitiva pasa por las personas que trabajan en ellas. Personas que trabajáis, que predicáis, muchas veces en el desierto, apostando por la credibilidad de una manera de dirigir donde las personas están en el centro de un proyecto, y no como un "recurso" más. Una apuesta que habla de Motivación, Reconocimiento, Implicación, Capacitación, Innovación... Una apuesta por empresas que apuestan por las personas, por empresas que trabajan para que éstas se impliquen en un proyecto común, que se esfuerzan para crear un sentimiento de pertenencia, que luchan por su desarrollo personal y profesional, por su... Empresas y personas que hablan de "Confianza", "respeto", "Creatividad".

Todo esto se ha acabado. Si es que alguna vez se había ido, ha vuelto el capitalismo más salvaje, el capitalismo que sólo entiende de productividad, de produccíón y de consumo, cueste lo que cueste. Ha vuelto la Cultura del Miedo.

Sí, lo sé, todo no está perdido mientras haya gente que siga creyendo que las cosas se pueden hacer de otra manera, pero lo cierto es que acabamos de dar un gran paso hacia atrás, un paso de más de un siglo.

..."Nuestro mayor miedo no es que no encajemos.
Nuestro mayor miedo es que tenemos una fuerza desmesurada.
Es nuestra luz y no nuestra oscuridad lo que más nos asusta.
Empequeñecerse no ayuda al mundo.
No hay nada inteligente en encogerse para que otros no se sientan inseguros a tu alrededor.
Todos deberíamos brillar como hacen los niños.
No es cosa de unos pocos sino de todos.
Y al dejar brillar nuestra propia luz inconscientemente damos permiso a otros para hacer lo mismo.
Al liberarnos de nuestro propio miedo nuestra presencia libera automáticamente a otros"...
Rick Gonzalez en la película "Coach Carter"




14 comentarios:

A.L. dijo...

Un fino análisis en el que difícilmente puedo entrar. A mi me han rebajado el sueldo y no por esos voy a ser menos creativo (que no lo soy en absoluto) ni voy a trabajar menos. Haré lo que tenga que hacer como siempre. Con lo de antes hemos llegado a dónde hemos llegado renqueando, otros países con diferentes políticas andan igual o peor. Así que se lo dejo a los que saben más que yo, que al fin y al cabo soy un currito.
Un abrazo

Toni dijo...

¡AMÉN!

Salu2

Katy dijo...

Hola Javier ya sabes lo poco politiquera soy porque para opinar hay que entender y la política no hay quien la entienda. Solo unos pocos privilegiados que tampoco se entiende entre sí.
Asi que me quedo con esta frase que me encanta:
"Todos deberíamos brillar como hacen los niños".
Los adoro.
Un abrazo

julen simon dijo...

Poco más se puede decir. Creo que hay empresas como Google donde las condiciones de los trabajadores son espectaculares y el éxito de la empresa esta fuera de toda duda. Y es que al fin y al cabo cuando alguien está a gusto trabaja mejor porque lo hace por un proyecto en el que cree, lo hace por si mismo y no para un jefe al que odia. Es cierto que el modelo no es aplicable a todas las empresas, pero debería dar que pensar.

Un saludo

Myriam dijo...

Completamente de acuerdo con lo que planteas, Javier.

La cultura del miedo nos hace retroceder, 100 años y hasta quizás más.... hasta la edad de Piedra.

Necesitamos muchos más "Rick Gonzalez", mejor dicho, que cada uno enarbole su propia antorcha que ilumine la oscuridad que pretende cernirse sobre nosotros.

Un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Buen post. En realidad la cultura del miedo siempre ha existido y su origen está en la educación que recibimos. Como siempre, un paso adelante y dos atrás. Atenazados, aunque siempre hay excepciones.
Un abrazo

JLMON dijo...

Hola Javi
Enfocas bien, existe el peligro de retroceder en lo que a duras penas se iba avanzando.
Pero confio en las empresas que han iniciado la senda, tienen convicción y, sobre todo, no están en graves dificultades que es el caso en el que esto va a ser el agua de Lourdes.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola A.L.:
Hay muchos factores que nos motivan para ser creativos y productivos, a pesar de que muchos piensen que sólo funcionamos por el miedo al castigo o al despido. Uno de ellos es la automotivación, que supongo que es tu caso, el mío y el de mucha gente.
Pero eso da para mucho, así que lo dejaremos para otro día.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Toni:
Veo que tus convicciones religiosas, cumplen un importante papel en tu motivación laboral :)
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Siempre que nos dejen, añadiría yo.
Como le decía a A.L., no es un problema político se trata de que muchos piensan que las personas sólo hacemos las cosas por miedo al castigo y eso está muy lejos de la realidad.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Julen:
Hay muchísimas empresas no tan grandes ni famosas, en las que existe una verdadera preocupación por crear un entorno laborable donde las personas puedan trabajar y ser creativas.
Si en algún momento puedes elegir la empresa donde vas a trabajar, no dudes en enterarte, comparar y elegir.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
Además deberíamos unir todas las antorchas para, juntos, dar más luz :)
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Desgraciadamente sigo conociendo demasiada gente que todavía piensa así. Incluso un buen amigo mío es de la opinión de que sólo nos movemos por dinero.
En fin...
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Si de algo estoy convencido es de que las empresas que han iniciado un camino así es muy difícil que cambien, al menos que cambie radicalmente la dirección. Y afortunadamente eso no suele pasar a menudo.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.