15M SEGUIMOS INDIGNADOS


Es increible lo que ha sucedido el 15M. Nos ha sorprendido a todos, nos ha pillado con el paso cambiado. El efecto en los medios ha sido increible ignorándolo en un principio para no parar de hablar de él a continuación. Todo columnista que se precie tiene que tener opinión. Las emisoras de radio buscan jóvenes “indignados” por todas partes y… los tertulianos… ay los tertulianos… Bueno, de estos mejor ni hablar. Y ojo, que no me parece mal; que desde mi punto de vista cuanto más se hable mejor para la causa. Así que me da un "no sé qué" ser un pesado más que redunda sobre lo mismo.

El hecho es que he estado pasando unos días en Madrid y como no podía ser de otra manera, me he dado unas vueltas por Sol. Lo primero que tengo que decir es que me he encontrado desubicado. Este no era un sitio para mi, porque hay tal diferencia de edad entre esos jóvenes y yo que mejor no pienso en ello. No es que no estuviese de acuerdo con sus planteamientos, lo que pasa es que pertenecemos a dos generaciones diferentes y eso se nota. Ellos comienzan un camino que yo ya he recorrido y lo cierto es que me falta energía para volver a andarlo.

Ahora bien, será porque me acuerdo de cuando tenía su edad y pretendía comerme el mundo, pero me he encontrado aplaudiendo en las asambleas todas las propuestas que la gente veía correctas. "¡Cuánta ingenuidad!", pensarían algunos resabidos henchidos de experiencia. Pues sí, esa misma ingenuidad que nosotros teníamos en otros tiempos. Lo cierto es que me importaba un bledo reconocer en sus “ingenuidades” propuestas “imposibles”.

¡¿Imposibles…?!

Imposible debería ser el estado social al que hemos llegado, y ya ves, aquí estamos. Imposible debería ser tener una capacidad de producción que jamás en la historia se había tenido y ver la miseria que nos rodea, e imposible debería ser que haya tal concentración de poder en tan pocas manos. Desde luego no seré yo el que deslegitime ni una de las propuestas de estos jóvenes.

En todo este proceso he echado en falta a los intelectuales. Quizá me equivoque y no haya sabido ver o leer los medios en los que aparecían sus palabras de ánimo y de aliento, pero la verdad es que yo no los he visto. Creo que podría haber todo un movimiento de apoyo desde los espacios públicos que ocupan y no lo he visto.

Pero no nos quejemos. Esto se ha empezado a mover y los que están esperando que se acabe por agotamiento igual ahora no lo tienen tan claro. Este pulso parece que se mantiene.

Pienso que en estas democracias estancadas y decadentes tenemos que agradecer que haya entrado un soplo de aire fresco por la ventana. Los jóvenes tienen la misión de mantener el soplo, nosotros, quizá de mantener la ventana abierta.

¿Decía intelectuales? Pues mira por donde, casualmente, acabo de encontrar este video en internet de Punset apoyando a los indignados. Uno que ya ha agarrado la ventana para que no se cierre.

6 comentarios:

Toni dijo...

Los indignados están solos realmente.
A la clase política les incomoda, y rezan para que se desgasten solitos.
A los telediarios les ocupa la oposición de los comerciantes cercanos.
A la sociedad civil (nosotros) nos sirve para pasar un rato con una cámara de fotos. Nosotros inmortalizando a los leones enjaulados, y poder contar dentro de unos años...que estuvimos allí.
Un movimiento que se desangra...y no hay donantes.

Salu2

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Toni:
La cuestión es ¿queda algún resquicio para el cambio en esta sociedad?
Pocos, pero sigo pensando que es posible.
Un abrazo.

Josep Julián dijo...

Hola Javier:
Yo creo que por estar en el mismo plano de lo que sucede no nos damos cuenta de su dimensión. Los indignados cada vez somos más. Por primera vez en mi vida ayer pasé una cadena de firmas a un montón de gente para solicitar un debate televisado y oh, sorpresa, muchos me han contestado diciendo que la han reproducido.
Los indignados acampados son unos y entiendo que no nos apetezca echar nuestros huesos por los suelos, pero el movimiento crece y cada vez es más transversal. Insisto, lo vemos desde el suelo pero esto se está haciendo muy grande.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
Te entiendo aunque no debiera ser así, pero....
Nosotros podemos actuar en otros frentes, como este, por ejemplo, pero es difícil una presencia y un apoyo directo.
En cualquier caso, no se, soy un poco pesimista...transcurre el tiempo y eso es lo peor que le puede pasar a una iniciativa como esta y los políticos lo saben....
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Josep:
Mi miedo es que se vaya apagando como una vela, porque algunos están rezando para ello. ¿No te parece?

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Tienes mucha razón. Me los imagino rezando todas las noches para que se les acaban las ganas de joder. Pues mientras tanto...
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.