CENA RECALENTADA

Repasaba el otro día viejos vinilos y me detuve en un disco del mítico grupo de los 80, "Golpes Bajos": “A Santa Compaña”, de 1984. En él está la canción “Cena Recalentada”, que es la que motiva mi reflexión de hoy. Se trata de una canción que tuvo su éxito y que revisando la letra me hizo viajar a mis 15-16 años, cuando éramos unos "incomprendidos". Padres trabajando todo el día, madres amas de casa a jornada completa. Las órdenes eran órdenes, los gritos eran gritos... y algún que otro bofetón que se escapaga. En fin todo eso de lo que se quejan ahora nuestros hijos, pero... sin bofetón.

Desgraciadamente al crecer adoptamos el punto de vista adulto (maldita experiencia) y olvidamos fácilmente todo aquello que fuimos y lo que queríamos ser, que igual hasta es más importante. 


"Diálogo entre generaciones". Dibujo para la ocasión de mi amigo Luis Potes.

 "Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros". 

Menuda reflexión. ¡De antes de ayer! ¡Qué difícil es construir puentes entre generaciones!… y mantenerlos, claro.

Me acordaba de mi hija, ahora también adolescente, con sus agobios, sus historias... En fin, tal vez se la ponga un día de estos.


 

8 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Muy conocida la frase de Socrates. La diferencia generacional existirá siempre, y los padres nunca podrán ser amigos de sus hijos.
He sido monitora de Escuela de Padres de dos generaciones diferentes, y la canción siempre es la misma:" Mis padres no me entienden y nosotros no les entendemos a ellos."
No se pueden tener hijos a imagen y semejanza nuestra. Ellos tienen que dar su propia respuesta a la vida
Un abrazo

Tracy dijo...

Sin duda eran otros tiempos y a nosotros nos ha tocado vivir en cada época la peor parte, pero bueno... la vivimos, como podemos pero la vivimos.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
A pesar de la cita, como adultos siempre nos creemos con la razón. ¡Cuánto nos cuesta ponernos en el lugar de los jóvenes!
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Tracy:
Seguro que en todas las épocas se ha dicho lo mismo ;)
Un abrazo.

Fernando Solera dijo...

Hemos pasado de un extremo a otro. Del "cuando serás padre comerás a huevos" a sufrir hijos tiranos. La virtud está en el término medio, como también dijo anteayer Aristóteles. Igualmente se podría hablar de que hay muchos padres que se creen que sus hijos son de su propiedad. Pero eso ya es otro cantar, y muy desafinado, por cierto.

Un abrazo ;-)

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Pero que muy desafinado :)
Un abrazo.

Fernando Lopez Fernandez dijo...

El bache generacional siempre ha estado lleno de incomprensiones por todas las partes. Naturaleza humana inmutable.

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Absolutamente.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.