LA HERENCIA RECIBIDA


Reflexión de mi amigo Luis Potes para la ocasión
Estoy harto de oír al gobierno hablar de la "herencia recibida". Resulta que nos quieren hacer creer que lo que hizo el gobierno anterior fue un desastre y que son ellos ahora los que lo están arreglando. Sí, nada que no hayamos oído en otras ocasiones: más de lo mismo. Pero desgraciadamente, lo cierto es que este discurso llega y cala en mucha, demasiada gente. 

Son muchos años, décadas, siglos de "herencia recibida". Herencia que recibimos los ciudadanos de "a pie", la herencia que hemos recibido en el pasado y que también recibimos a diario de parte de nuestros caudillos, caciques, reyes, presidentes, dictadores... de nuestros mal llamados "políticos".

Hemos tragado con aparente dignidad, guerras, inquisiciones, crisis, leyes humillantes y... desinformación, mucha desinformación. El mero hecho de tener que intentar sobrevivir todos los días, nos ha dejado la dignidad maltrecha, la mirada vacía y las lumbares deformadas, de tanto doblarlas en signo de sumisión. Hasta tal punto que tenemos interiorizado cuál es nuestro papel en este mundo, que no es otro que el de servir al "señorito".

Mentiras y más mentiras, manipulación descarada a sabiendas de que no va a pasar nada.  Y es que ya lo dijo Lenin: "Una mentira repetida muchas veces se convierte en una gran verdad"

Y si algo tienen en común este tipo de gentuza, sean del color que sean, es su amor a permanecer en el poder.


12 comentarios:

Juan L. Trujillo dijo...

Los únicos que reciben pingües herencias (que suelen aparecer em Suiza o paraísos similares) son ellos y nosotros seguimos dando les las llaves de la caja a esta caterva de desarmados y chorizos, cada cuatro años, sin exigirles una sola responsabilidad.
Somos y nos tratan como unos candados.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Llevas toda la razón, pero ese argumento de la "herencia recibida" ya lo repiten uno a uno los adictos al gobierno yeso es peligroso por su efecto multiplicador.

Juan L. Trujillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan L. Trujillo dijo...

Quise decir cándidos. Candados son los que necesitamos en nuestras delgadas carteras ante estos mangantes.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Juan:
Je, je. Si, estaba yo pensando a ver qué habías querido decir.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Tracy:
Efectivamente. Es aquello de "una mentira repetida muchas veces..."

Antorelo dijo...

Esa táctica es la más fácil, cuesta mucho asumir los propios errores.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Antorelo:
No es que cueste, es que simplemente no entra dentro de sus planes.
Un abrazo.

Katy Sánchez dijo...

Todo es cierto y lo que nos queda por tragar. Desde siempre ha sido así. Hasta en las civilizaciones y países más avanzados. Esto de meter la mano en la caja y de mandar produce adicción.
Un abrazo

Myriam dijo...

Ya veo como están arreglando estos el país: ley Wert, Ley antiaborto, ley anti Justicia Universal,
etc....etc.....
Qué desfachatez de video....

Besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Sí, la verdad es que no hay excepciones, la diferencia es que en otros lugares más civilizados, son un poco menos ladrones.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
Ya ves, estamos retrocediendo décadas.
Un beso.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.