LA RUTINA


Desde el año 2008 en España se han aprobado 204 "iniciativas legislativas"

 ¡Cómo nos gusta regularlo todo!: "De aquí para allá tuyo, de aquí para acá mío". "Esto hemos decidido que está mal y esto otro bien".

Qué más da si es ético o no, es legal y punto.

Nos encanta regular todo en la vida. Creemos que lo que no está regulado tarde o temprano provocará problemas porque el ser humano es "malo" por naturaleza y si no se le mete en cintura se desmadra.

Nosotros mismos, los ciudadanos de a pie, los sufridores de las leyes con las que nos castigan nuestros políticos y legisladores, nos sentimos mejor y más seguros con ellas que sin ella. A pesar de que cada una de ellas nos va robando una pequeña parcela de libertad.

Libertad... seguridad...

Las leyes al fin y al cabo lo que hacen es regular nuestros comportamientos y por lo tanto, transforman en rutinas muchos de nuestras acciones, actividades, transforman en rutina nuestras vidas.Así que consciente o inconscientemente tendemos a instalarnos en la rutina para sentirnos seguros, incluso tan seguros que podemos dejar de necesitar a los demás.Pienso que la rutina es uno de los elementos que más favorecen la incomunicación, en realidad estoy convencido de que la rutina es el elemento que más paraliza el desarrollo humano, la creatividad y la... "innovación" (¡uff!, me daba apuro tan siquiera nombrar la "bicha").

Escultura de Iker Potes titulada INCOMUNICACIÓN.

Difícil destino el nuestro debatiéndonos entre la necesidad de libertad y la de seguridad, dos conceptos complementarios y que no se sabe por qué, se han converido en antagónicos.

Encorsetamos nuestras vidas poco a poco en rutinas de trabajo poco o nada creativas, programas de televisión hechos para eliminar cualquier atisbo de sentido crítico, y el deseo de que en el futuro todo será mejor.

Y a todo eso, de una forma automática, sin buscarle el más mínimo sentido a nuestras palabras, le llamamos "libertad".

¡¡Ufff!!

10 comentarios:

Tracy dijo...

¿Crees que son los mismos? Los de ahora desde luego no. Los de antes sí.
Aunque para el caso es lo mismo, conviene distinguir.
Un abrazo

Katy Sánchez dijo...

Cualquier día nos van a decir como tenemos que respirar. Me ha encantado el vídeo. Muy positivo su mensaje.
Transformar con generosidad.
Un abrazo

Economía Sencilla dijo...

Hola, Javier.

No hace mucho leí acerca de los miles de leyes, decretos, circulares, bandos y normativas varias que se creaban cada año en nuestro país (no sólo en el ámbito estatal, sino en el resto, ya que los boletines oficiales están repletos de normas diversas).

El que lo redactaba era un abogado que se quejaba de la enorme profusión de regulaciones que existen. En muchos casos, se empieza presentando una documentación a una Administración basada en unas normas, y por el medio hay que cambiar y adaptarse a otras, porque si no, "no va para adelante" el asunto.

Luego está, por ejemplo, las trabas administrativas (y económicas) para crear una empresa, que sitúan a España en el puesto ciento y pico, por detrás de muchos paises del llamado "tercer mundo". ¿Cómo es posible?

Un abrazo
Pablo Rodríguez

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Tracy:
Disculpa pero no he entendido el sentido de tu mensaje.
Lo que yo trato de transmitir es nuestro conformismo con las rutinas. Es más bien una crítica al ser humano en general y a los poderosos en particular, por alimentar nuestra desidia.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Lo de "transformar con generosidad" me ha gustado. Me parece muy positivo el mensaje.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Pablo:
Una muestra más de que todo el mundo quiere dejar su sellito con una norma más.
En lo de emprender, pues eso, que nunca hemos dejado la tercera división, en términos de desarrollo.
Aunque nos hayamos creido lo contrario.
Un abrazo.

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Genial Javier:

Muchas veces pienso que nuestra existencia es un continuo poner puertas al campo para que todo en nuestra vida sea rutina. Muy triste. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Eso es una absoluta certeza. No sabemos lo que nos estamos perdiendo en aras a la... "seguridad".
Un abrazo.

Myriam dijo...

"Qué más da si es ético o no, es legal y punto", cuanta razón y que bien lo hasta resumido en esta frase.

El "enrutinado" no piensa, no evalua si algo esa ético o no, mientras sea, como dices, legal. Funciona como un autómata... pero no vive.

Besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
No vive y... no piensa.
Un beso.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.