¿SE PUEDE SER APOLÍTICO?


Ocasionalmente he oído decir eso de que "yo soy apolítico, lo que pase en la política, lo que hagan los políticos, no me interesa. Me es indiferente todo ese mundo, la política no existe para mí". 
 Pero, yo me pregunto: ¿Puede darse tal situación? ¿Puede vivir una persona ajena al mundo de la política o se está engañando a sí misma?

De vez en cuando aparece algún artista o famoso en la tele declarándose "apolítico". Suele ser gente a la que le va muy bien tal y como está todo y no quiere que cambie nada, o eso me parece a mi. Pero claro, esto no es ser apolítico, esto es simplemente... una "pose".

Yo pienso que la política no es un mundo aparte del cual podamos renegar, abstraernos. Cualquier cosa que se haga en política tiene una importante repercusión en la vida de los ciudadanos y cualquier actitud pasiva o activa de los ciudadanos influye decisivamente en quién es elegido para dirigir nuestras vidas. Desde el momento en que votamos a un partido político, desde el momento en que "pasamos de votar", desde el momento en que acudimos a una manifestación, desde el momento en el que miramos hacia otro lado ante las tremendas injusticias del poder, estamos asumiendo una "actitud política", porque tanto lo uno como lo otro está influyendo en nuestras vidas y en las de los demás.

Queramos o no somos "animales políticos", decía Aristóteles.

Ahora bien, hay que reconocer que uno de los grandes éxitos que se puede apuntar la clase política es la desmovilización social, la apatía social, inculcar el sentimiento de que eso de la política es cosa de los políticos, de que eso de la política no va con nosotros, de que hagamos lo que hagamos, votemos lo que votemos, nada va a cambiar. Se aplaude y se fomenta esa actitud "pasiva". "Es mejor que os quedéis en casa, que asumáis con deportividad todas nuestras decisiones y cada 4 años venís a legitimarnos la través de vuestro voto". Es el mensaje que directa o indirectamente nos lanzan constantemente. Nos quieren lejos de los espacios de decisión. Cuanto menos molestemos... mejor.

Algunos os acordaréis de las ansias de participación ciudadana que había en "la transición". Había infinidad de partidos políticos, de asociaciones de vecinos, que pretendían tener una participación activa en las decisiones que se toman. Eso se acabó. Ahora estamos en la "alternancia en el poder": Ahora te toca a ti mañana me toca a mi y mejor nos llevamos bien y no nos hacemos daño.

Leía recientemente en el blog de Federico Mayor Zaragoza:  "...El silencio de los pueblos fortalece el poder absoluto, el proceder arbitrario de los gobernantes, el obediente comportamiento de los representantes parlamentarios que no “parlan”, que siguen sin objeción alguna las consignas del partido, del mando". Leía en el mismo blog: "... Pero la inmensa mayoría de los ciudadanos siguieron siendo súbditos silenciosos, espectadores impasibles, testigos mudos y atemorizados de lo que acontecía. Y daban su propia vida sin rechistar".

Mencionaba Jose Luis Montero en su blog EL VIAJERO ACCIDENTAL una cita de Edmund Burke que dice que "para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada".

No, nadie es ni puede ser apolítico, porque hagamos lo que hagamos influimos decisivamente en el modelo social que padecemos o disfrutamos.

32 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Me ha gustado tu razonamiento que seguramente es es el de muchos pero no es mi sentir. Una cosa es ser político y otra apolítico.
Yo no creo en la política, porque es una carrera y desde que el mundo es mundo unos tratan de imponerse a los otros haciendo daño. Guerras, destrucciones, matanzas y jugando a los buenos y a los malos. ¿Quien decide quien es el bueno y quién el malo?
No he conocido ni a través de la historia ni en mi historia personal nada que merezca la pena para creer. Por tanto soy y me declaro apolítica. CREO EN LAS PERSONAS, no en los partidos, ni en las listas electorales, ni en gobiernos. Creo en el bien común que a ningún político le importa, en no hacer daño ni me lo hagan.
He sufrido una guerra mundial que ha destrozado a mi familia, mi niñez y mi juventud.
La voz de la urnas tendría que hablar, no hay tal silencio y resulta que ni unos ni los otros las respetan. Todo es un bla bla del que todos quieren sacar tajada o no perder privilegios.
En teoría muy bonito.
Y no solo callan los buenos, los malos también.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
La verdad es que estoy totalmente de acuerdo contigo, sólo que yo no lo llamaría ser "apolítico". Pero es igual cómo lo denominemos, lo cierto es que los de arriba, sean quienes sean, siempre han abusado de los de abajo... y lo siguen haciendo. Pero también estoy convencido que llegará un momento en que no será así.
Un abrazo.

Astrid Moix dijo...

Hola Javi,
Desde el momento en que la política influye e incluso determina muchos aspectos del funcionamiento de nuestra sociedad, y a la vez es un reflejo de ésta, creo que no podemos abstraernos de ella. Pero está claro que la Política (con mayúscula) a la que aludía Aristóteles no es lo mismo que el politiqueo que vemos ahora en este país, eso está claro. La normalización de la democracia después de la transición (que yo sí recuerdo muy bien) ha alejado la política de las grandes gestas y de los grandes compromisos, no solo en los partidos, sino también en la ciudadanía. Pero eso es hasta cierto punto normal y está bien reflexionar sobre ello. Y tanto la cita de Mayor Zaragoza como la frase de Burke que nos recordaba José Luis, nos animan a ello.

Abrazos soleados (hoy estoy en Barcelona

Myriam dijo...

De acuerdo contigo, no hay nadie que pueda ser "Apolítico". Ni siquiera la propia mirada, que sigue una línea de pensamiento...

Curioso: atribuyen esa cita (que por cierto, me gusta) a Edmund Burke pero en realidad es apócrifa ya que -tengo entendido- no se ha hallado ni en sus discursos, ni cartas ni demás escritos.

Besos
Besos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Astrid:
¡Buen día por Barcelona!
Sí, tienes toda la razón. No sé cuánto más se podrá reflexionar, pero todo indica que es el momento de pasar a la acción.
¿Seremos capaces?
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
Pues sí que es curioso, si bien pasa a menudo.
Bueno, al fin y al cabo es el mensaje lo más importante.
Un beso.

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Todos somos políticos como consecuencia de unas creencias o valores inculcados como de alguna manera apunta Astrid. Otra cosa es que la palabra esté "tergiversada" y se entienda solo de forma peyorativa. Un abrazo y espero que tuvieses un buen viaje de regreso.
Se me pasó el tiempo volando

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Una experiencia para repetir... más a menudo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ser apolítico no implica necesariamente pasividad social y política. Se puede ser apolítico y ser un activista de una causa. El apolítico no rechaza la política en sí, sino la delegación de su derecho político en favor de terceros. Y en este país... menudos terceros. Soy apolítico de firme convencimiento y por supuesto no he votado jamás, pero no por apatía o comodidad, ni por ausencia de inquietud intelectual o política sino porque nadie me va a representar nunca jamás mejor que yo mismo. La política actual roba a la ciudadanía cualquier poder de toma de decisión real a nivel político. El voto es una pantomima. La sociedad podría gestionarse en núcleos más pequeños, asi cada individuo podría participar activamente en política de forma auténtica. Cuando se elabora una ley que afecta a 50 millones de personas, está claro que no para todo el mundo va a ser justa. Ese es el gran fallo del sistema político que nos rige. Nos han metido en la cabeza desde muy pequeños que el cesto de fruta es más importante que la pera que contiene y esto es una mentira como una casa. Existiendo el límite moral del respeto al prójimo absoluto se puede funcionar de forma más individual. Por no hablar de lo que sucede cuando toda la riqueza de una nación la gestiona un grupito exclusivo de personas... No hay más que echar un vistazo a la política exterior de muchísimas naciones para darse cuenta de que esto, no funciona.

Anónimo dijo...

Aplaudo este comentario. Jamás lo habría definido mejor.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Anónimo:
Estando de acuerdo en tu argumentación, veo que en lo que discrepamos es en la definición de "apolítico"
Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo creo q te equivocas un poco. Ser apolítico no quiere decir q estés en contra de la política en general , si no más bien en contra de la política tradicional . Estar en contra de la política en general es ser anti - político .

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Anónimo:
Me alegra que después de tanto tiempo alguien siga opinando en mis viejos artículos. Ante todo gracias por pasar por aquí.
Entrando en tu comentario, yo no digo que ser apolítico sea sinónimo de estar en contra de la política. Lo que digo es que el apolítico dice mantenerse al margen de la política, cuando lo que en realidad está haciendo es ayudar a que se perpetúe el sistema.
Un saludo.


Jose Lopez dijo...

yo pienso que el apolítico de verdad no se mantiene al margen de la política, más bien se aleja de la política tradicional para aplicar y actuar en una política más puntual en ciertos problemas que se deben solucionar ya que los problemas de una ciudad o de un colectivo de la sociedad no es la misma que de otro colectivo . A mi me gusta mucho la política , pero estoy en contra de los políticos tradicionales , por que se empeñan en hacer las cosas como siempre se ha hecho y mira como está la sociedad. Al final tendré q formar mi partido apolítico

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose:
Estoy en todo de acuerdo contigo, incluso avísame cuando montes tu propio partido para que me apunte :-)
Lo que no compartimos es el concepto de "apolítico", pero bueno, al final es lo menos importante.
Un saludo.

Miguel Angel dijo...

Estoy trabajando, y no puedo leer todos los comentarios, pero de alguien que sabe que los impuestos de las chuches, o el fin de el hambre en el mundo, depende de decisiones políticas, cuando es mirado con recelo por interesarme y dedicarme a la política, también me hago la misma pregunta; Se puede?

Jose Lopez dijo...

todo depende de decisiones políticas, pero la idea del apolítico es de aplicar otras formas de hacer política, no usar las formas de la política tradicional. Aquí les dejo unas definiciones que encontré en wikipedia. Creo que acierta mucho en el significado.

La praxis apolítica, entendida como un disenso o ruptura del pensamiento político clásico es una actitud que se adopta, de forma individual y unilateral, como una resolución derivada de abstracciones sobre la política o tras un proceso de crisis que se resuelve en un estadio que desembocaría en criterios de incredulidad y en una percepción final des-valorizada de la política en general.

Con ocasión de una crisis política acaecida en España en el s. XVII, el Deán Alexandro de Ros escribía una monografía, por encargo de Juan Alfonso Enríquez de Cabrera, obra dedicada a esta crisis y dirigida a asesorar a Felipe IV de España:
(...) La Política es un cuerpo, que se anima de su conveniencia, porque no tiene más espíritu que el interés, ni atienden sus acciones a otro fin, que a su propia utilidad, tan viles son sus efectos y tan pocas sus finezas. Tuerta dijo un Político, que es una gran Monarquía, porque cuando parece que mira a una parte, atiende a otra. Pero la Política siendo el Argos del Mundo, no mira sino así. (...) Porque las causas de estado no son de la jurisdicción de la justicia, sino del dominio de los intereses, ni tocan al Areópago de los jurisconsultos, sino al Tribunal de los Políticos, los cuales no tienen más leyes, que las de su conveniencia, ni alegan otros textos, que los de su propia utilidad. (Discursos Políticos, 1646).
La actitud apolítica reconoce implícitamente (igual que no se puede evitar que llueva) la imposibilidad de sustraerse prácticamente de las acciones o efectos derivados de las actividades políticas clásicas de terceros, procedan estas de individuos, grupos o entidades, e interactúa mediante la disidencia negando la utilidad personal de la participación sistémica en la política clásica. En las democracias, la utilidad personal esperada de toda política, se sustituye por una omisión de voto (abstención).

El apoliticismo no es una actitud asocial, ni es equivalente a una des-afección puntual o transitoria hacia la política o a una actitud anti-política. Figuradamente y en su extremo, es una actitud análoga al ateísmo, contextualizado como este, se significaría en un «ateísmo político» (a-política).

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Miguel Angel.
Comparto tu reflexión.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola de nuevo Jose:
Comparto contigo la reflexión, pero mi artículo no pretendía manejar los conceptos en su significado más profundo, quería referirme a toda esa gente, que es mucha y que dice no entender de política y que por esa razón se autodenomina "apolítica". Folclóricas, futbolistas... artistas varios... lo suelen decir en tv, con el único fin de no pringarse. Mi reflexión viene a decir que todo eso es mentira, que claro que se pringan, porque a continuación les oyes hablar de que con Franco se vivía mejor y majaderías parecidas. Es verdad, no todos son tan de derechas, pero a la gran mayoría se les ve el plumero en cuanto se relajan un poco.
¿Que no manejan con acierto el concepto "apolitico"? Seguramente, pero ahí queda su mensaje casposo.
Un abrazo.

Jose Lopez dijo...

Se a lo q te refieres , muchos dicen ser de izquierdas , pero se vuelven ricos más q los de derechas . Además , tengo otra reflexión , lo de izquierda o derecha son tonterías , acaso ellos sólo tienen una mano ? Dios o la naturaleza nos hizo con 2 manos , una es apoyo de la otra . Yo me considero del todo , por q para ayudar a los q lo necesitan , primero hay que crear riqueza . Pero tienen la costumbre de llevar ayuda social con dinero prestado . Al final alguien tendrá q pagar ese dinero . Yo lo veo desde el lado más profundo y pragmático lo de ser apolítico .

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose:
Lo que dices de las manos no termina de convencerme. Y lo de que lo de ser apolítico lo ves desde el lado más profundo y pragmático no lo entiendo.
Disculpa pero no sé por dónde vas.
Un saludo.

Jose Lopez dijo...

Se a lo q te refieres , muchos dicen ser de izquierdas , pero se vuelven ricos más q los de derechas . Además , tengo otra reflexión , lo de izquierda o derecha son tonterías , acaso ellos sólo tienen una mano ? Dios o la naturaleza nos hizo con 2 manos , una es apoyo de la otra . Yo me considero del todo , por q para ayudar a los q lo necesitan , primero hay que crear riqueza . Pero tienen la costumbre de llevar ayuda social con dinero prestado . Al final alguien tendrá q pagar ese dinero . Yo lo veo desde el lado más profundo y pragmático lo de ser apolítico .

MXAH dijo...

El apolítico es el mas consciente de todos los políticos, es el único capaz de ver lo que otros por estar restringidos o enmarcados en alguna ideología, no ven. Capaces de ver mas allá de su própia nariz, y también capaces de provocar un cambio serio en la estructura que se cae a pedazos.Incluso ser los pilares de una nueva estructura, mas segura y mas justa, para todos.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola MXAH:
Un placer tenerte por aquí y sorprendido de que hayas elegido un artículo de 2013 para comentar.
La verdad es que no coincidimos en la valoración, partiendo de que seguramente no estaremos de acuerdo en el concepto de "apolítico". Estaría bien que me contases qué entiendes tu por "apolítico" y así poder seguir el debate.
Un saludo.

Marketing Internet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marketing Internet dijo...

Si se puede ser apolitico, pero solo para ti.
Para un ideologico JAMAS seras apolitico.
Te explico para un religioso JAMAS seras ateo, porque los ateos pertenecen al lado de satanas es decir a la herejia.
Para un ideologico ser apolitico, es ser un subdito o complice.
La realidad esque tantos los ideologicos sean liberales, socialistas, nacional socialistas, y tanto los religiosos sean cristianos, hinduistas, islamicos etc. persiguen un concepto subjectivo, resultado de un SIN FIN de parrafos y teorias que son producto del sedentarismo humano.
Las letras no significan nada, lo que significa y hace el cambio es la agricultura e industria la cual no pertenece a ningun sistema economico, ideologico social etc.
Soy apolitico para mi pero para un comunista si vivo en 1er mundo soy un complice.
Para un liberal si vivo en Cuba soy un subdito.

Marketing Internet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Si señor claro y en el punto no hay más palabras que decir.

Unknown dijo...

Eso es ser apartidista, o por así decirlo, agnóstica políticamente, sin embargo, su vida y las decisiones que toma y la forma, incluso este comentario que hizo tienen influencia en los demás, en las opiniones. Por lo tanto, amiga mía, su comentario es bien político.

Anónimo dijo...

Soy Apolítica nunca he dado mi voto a ningun partido político nunca lo hice y nunca lo haré no creo en nadie todos son ladrones que nos roban a los pobres en impuestos y en todo. Yo si puedo decir soy apolítica me importa un bledo esa gente mentirosa��

Soliluna dijo...

Saludos señores y señoras. Ya el solo hecho de intervenir en este chat y polemizar sobre conceptos como política,apolítica,partidos, militancia,guerras,poder,y hasta expresar que "me importa un bledo esa gente mentirosa",etcétera; son actitudes y posiciones políticas, quieran o no aceptarlo. Relean de nuevo el artículo sin actitudes egocéntricas, que es lo que hace que digan que son apolíticos y apolíticas

Anónimo dijo...

Quién cree en política es porque no cree en las personas es porque cree en las diferencias y cree en las mentiras....el que cree en politicas es porque no tiene nada mejor que hacer nada en que creer ni mucho que creer en uno mismo ...el que cree en politica es porque no ha hecho nunca un viaje en bici o caminando fuera de su area de confort ,, el que cree en politica es porque no sabe bien lo que es la supervivencia individual y de lo que somos capaces fuera de este sistem o area de confort

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.