NO TE COMPRES UNA REFLEX

Muchos de los que pasáis por este blog sois conocedores de mi afición por la fotografía. No soy ningún experto, pero hago mis pinitos, y sobre todo me divierto, que es lo más importante. Así que ahora que se acerca el verano y que algunos de vosotros igual estáis pensando en compraros una cámara, me gustaría daros algún consejillo.

Últimamente me he fijado que mucha, demasiada gente (amigos, conocidos, compañeros de trabajo), me piden opinión a la hora de comprarse una "reflex". Yo les suelo decir que ni se les ocurra comprarse una reflex salvo que: 
  1. Vayan a utilizarla a menudo, no sólo en vacaciones.
  2. Tengan la expectativa de sacar fotos no sólo en la modalidad de "automático".
  3. Conozcan los fundamentos básicos de la fotografía: velocidad, diafragma, profundidad de campo, etc.
  4. Se vayan a leer las instrucciones de la cámara, en serio.
En definitiva, si te vas a comprar una reflex para utilizarla, en "automático", como si fuera una compacta, mejor cómprate una compacta.

Yo lo tengo claro: me gusta ir por la calle fijándome en lo que me rodea y tener una buena cámara a mano para cuando surja la oportunidad. Y como mi nivel de exigencia no es el de un fotógrafo profesional, tengo una buena compacta, porque una compacta ya no es lo que era tan sólo hace 3-4 años.

Muchas de estas cámaras hoy día no tienen nada que envidiar a las reflex, es más, en el campo aficionado pueden cubrir prácticamente todas las necesidades.

¿Que qué le pido yo a una compacta?

En primer lugar y fundamental, una buena óptica. Esto es clave si te gusta mirar tus fotos con cierto aire crítico. Olvídate de los "megapixel". La gente no hace más que decir, que se ha comprado una cámara de tropecientos megapixels, sin saber exáctamente qué está diciendo. Tengamos clara una cuestión: con dos megapixel puedes hacer ampliaciones de fotos a papel en las medidas que tradicionalmente hacemos para nuestros álbumes de fotos. Con una foto hecha con 12 megapixel puedes hacer una apliación enorme, cuestión que raras veces sucede.

En segundo lugar, si quieres disfrutar de la fotografía, comprate una cámara compacta con posibilidades de trabajar en "manual" y "semiautomático". Es clave para jugar con la luz a tu antojo. Si no sabes, aprende a hacerlo, disfrutarás mucho más.

Y finalmente, que te quepa en un bolsillo para poder llevarla todos los días. Las buenas fotos no están esperando a que salgas a la calle con una bolsa enorme conteniendo dos cámaras reflex y 5 objetivos diferentes; las fotos surgen, te miran fijamente una sola vez, sólo un instante... y se van y... ya no vuelven.

No necesitas más. Con una buena compacta te vas a gastar la mitad del dinero y vas a disfrutar el doble.

Porque además, y no lo olvides nunca, una buena foto nunca sale de la cámara, por maravillosa que sea, sale de tu cerebro.

6 comentarios:

Santiago López dijo...

De acuerdo contigo Javier. En efecto, las buenas fotos surgen, se buscan, se encuentran, y por supuesto nacen de nuestra cabeza. A mí me pasa,(solo tengo reflex analógica) que me gusta componer por el objetivo, encuadro mejor y encuentro cosas que en la pantalla no veo. Tal vez ese anonimato o refugio tras el visor me influye. ¿quien sabe? Uso una digital olympus de mi hija pero no me convence.
Un abrazo

JLMON dijo...

JE- JE JAVI
MUY OPORTUNO!!!!
Yo ya tenía una reflex de las de antes (Konika, fijate!!) ahora tengo una reflex digital y una bridge y, de verdad, la reflex la usa mi hijo que está iniciándose en serio y yo tiro de bridge y hasta te diría que me sobra...
Cuidate

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Desde luego son buenos consejos. Yo utilizo una Olympus digital y tampoco me preocupo mucho (no me leido ni las instrucciones) porque suelo disparar según veo, sin preparar nada. Y si hace falta, ya hay programas que retocan que no veas.

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Santiago:
Es que tu eres "de los nuestros".
Es evidente que tu partes con ventaja puesto que ves la vida con otros ojos y para ti la cámara de fotos es una herramienta de trabajo.
Te admiro por seguir con una analógica. No es fácil en estos tiempos.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Por lo menos tu lo tienes claro.
La verdad es que no te imagino todo el día por ahí con una reflex :)
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Tu eres un buen ejemplo de lo que hay que hacer, porque tienes claro lo que quieres y lo que necesitas.
Olimpus: era mi analógica favorita. Todavía sigue siendo de las mejores.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.