DEBAJO DEL ASFALTO SIGUE ESPERÁNDONOS LA PLAYA


Los que soléis pasar por aquí conocéis mi pensamiento crítico con rlación al sistema económico actual. Después de una primera entrada que titulé "¿Crisis, qué Crisis? donde utilizaba el título de uno de los mejores discos de Supertramp, para mostrar mi rebeldía y mi rechazo a la actual injusticia social que vivimos, he utilizado el mismo título en diversas ocasiones para redundar mi discurso en relación a este asunto.

Echo en falta el pensamiento crítico. Me da la sensación de que las voces discordantes han desaparecido o simplemente no están. Me preocupa que nos haya invadido una especie de somnolencia y de conformismo que es aprovechado por "los Mercados" para hacerse más y más fuertes.

¿Los Mercados!, ese ente todopoderoso que nos acongoja sólo con su sombra. Es como un dios, que está en todas partes y que indiferente a las urnas, hace tambalearse a los estados. Los políticos hincan la rodilla con sólo oir su nombre y los ciudadanos temblorosos le suplicamos clemencia cuando vienen mal dadas.

Pero el mundo puede ser de otra manera sólo hay que imaginarlo y desearlo. Sí, ya sé que puedo pecar de ingenuo y de idealista, pero ¿acaso no eran ingenuos e idealistas los que han conseguido que el norte de África esté cambiando? ¿Acaso no eran ingenuos e idealistas aquellos que nos decían "lo consiguieron porque no sabían que era imposible"? Claro que lo eran.

Ahora, en tiempos de zozobra, leo en muchos blogs citas que referencian a la Crisis como "espacio de nuevas oportunidades"  animan al cambio, a superar la adversidad: "No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo", leo a menudo. Bien, pues adelante, dejemos de ser conformitas, dejemos de hacer y decir siempre lo mismo y hagamos algo para que las cosas sean diferentes. “Sé realista: pide lo imposible”; “debajo del asfalto está la playa”; “la imaginación al poder”… Estos eran algunos de los lemas del Mayo del 68, aquella revuelta absurda e imposible, a la que jugaron los estudiantes hace cuarenta y tantos años. Algunos éramos más jóvenes.

Estos días me he encontrado por ahí este "Manifiesto de los economistas aterrados" que os recomiendo leer encarecidamente, a aquellos que estáis convencidos de que otro mundo es posible. En un sociedad donde las ideologías han desaparecido del entorno político, donde yo no es posible distinguir las izquierdas de las derechas, donde lo que hay que hacer lo dictan los "Mercados", es cuando algunos todavía decimos convencidos que otro sistema económico más justo y equitativo es posible.

Cuatro prestigiosos economistas, de diversa procedencia teórica:
  • Philippe Askenazy investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas y de la Escuela de Economía de París,
  • Thomas Coutrot miembro del Consejo Científico de ATTAC,
  • André Orléan profesor en la Escuela Superior de Ciencias Sociales y
  • Henri Sterdyniak investigador en el Observatorio francés de Coyunturas Económicas
redactaron este Manifiesto en septiembre de 2010 al que, en menos de tres meses se adhirieron 3.000 personas del mundo de la economía y del pensamiento.

Ya veis, quizá nos cueste encontrarlos pero sigue habiendo gente crítica que se atreve a decir "¡Así no!"

16 comentarios:

Myriam dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Un cambio es posible y empieza desde adentro de cada uno de nosotros. Las sociedades y los mercados se construyen en base a suma de individuos.

¿Hay alguna forma de que enlaces el manifiesto d eestos cuatro? Me gustaría poder leer el texto completo. Gracias.

Un abrazo

Myriam dijo...

Perdón, ahora veo el enlace que no vi antes. Gracias.

Katy dijo...

Otro mundo es posible claro que sí pero como todo está globalizado tampoco tengo claro el cómo. Nos gobiernan porque les hemos votado. Hay personas que se adhieren pero ¿les dan oportunidad de meter baza?
¿Y los intereses creados?
Mayo del 68 gente jóven, Y dónde está esta esa juventud, hoy tan acomodaticia. Porque las voces surgen de los que ellos llaman carcas. Yo solo recuerdo haber conseguido cualquier cosa con mucho esfuerzo y trabajo
Todo es posible como dices si se desea
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
Falta la ilusión. Me cuesta hablar en pasado, pero creo que antes (o sea, hace varias décadas) nos ilusionábamos más fácilmente. Ahora veo demasiada resignación.
Un saludo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

A pesar de que "estamos pillados" yo si creo en un mundo distinto, aunque comp bien dices hay mucha resignación y como dice Katy, qué poco queda del mayo del 68... El hombre es conservador por naturaleza y eso y el miedo frena el cambio.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Nadie sabe el "cómo" porque no tenemos modelos para comparar. Yo creo que con ir poniendo freno a tanto desmás podría ser un comienzo.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Del mayo del 68 no queda nada, pero si el recuerdo de que hubo unas personas que creyeron en algo distinto. aunque no sabían exactamente qué.
¿Por qué no probar de nuevo? Visto lo visto en breve estaremos todos en el paro :)
Un abrazo.

Katy dijo...

Hola Javier me acaba de llegar esto y me encantaría que me dijeras que opinas con un par de palabras. A ver a tí que te parece.
Encuentro la teoría interesante
El Modelo Parasitario chino

http://www.youtube.com/watch?v=zbbhNGNLDRg
Un abrazo

A.L. dijo...

Hola Javier, eso, eso, palya playita. Estoy un poco harto del asfalto:) Buen post.
Un abrazo y buen finde

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola A.L.:
Aprovechando que llega el verano y con la que "está cayendo", algo se podría hacer, ¿no te parece?
Un abrazo.

Toni dijo...

¡Menudo invento la crisis!
Con esa "demoniaca" palabra como bandera nos cambian la vida a su antojo, y encima acojonados...
Un punto de inflexión que nos pilla en lo más aborregado del sistema evolutivo del ser humano.
Unos auténticos Hommer...

Salu2

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Toni:
La verdad es que nos van a mantener entretenidos con este "invento" durante un par de décadas. Va a ser "divertido".
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
¡Qué casualidad! Lo leí ayer en un pis- pas y me encanto....llegar a hacer sencillo lo complejo tiene su historia....
Sabes cuál es el truco de "LOS MERCADOS", pues algo así como "a mi no me digas, diselo a Dios" y, claro, ni unos, ni otro tienen telefono.
Cuidate

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
En el fondo todo es sencillo, lo que pasa es que nos lo complican con "palabros" para desorientarnos. Es como el abogado que te envuelve para finalmente caer a sus pies porque no has entendido nada.
Mercados... dios... abogados... médicos... La misma estrategia :)
Un abrazo.

Camy dijo...

Un título perfecto para una entrada reveladora.
Un beso

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Muchas gracias, Camy.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.