GENERACIÓN "B" caria




Hoy no me puedo levantar.
El fin de semana me sentó fatal.
Toda la noche sin dormir.
Bebiendo, fumando y sin parar de reir.
                                      (Mecano)





Esta canción, que ya tiene algo así como 28 añitos, siempre me ha parecido una gilipollez (con perdón). Tal vez sea porque los de Mecano nunca me han caído muy bien, y además, desde que me he enterado que la Ana Torroja debe "una pasta" a Hacienda, mucho menos. Pero Haciendas aparte, este tipo de canciones me parecen un canto a lo superficial, un culto a lo intrascendente. Una sublimación de lo trivial, como forma de diversión y de disfrute. En definitiva una identificación de la juventud con la frivolidad.

Supongo que esta forma de ser y de actuar habrá representado y represente ahora también a un sector de nuestra juventud, pero esta no es LA Juventud. LA Juventud es otra cosa, es la suma de muchas "cosas" donde la gente frívola, superficial, díscola, irrespetuosa... representan a UNA parte: A la parte "ruidosa", a la parte "noticiable". Pero por supuesto que nunca a LA Juventud, a esa Juventud que en demasiadas ocasiones metemos en el mismo saco para luego agitarlo y mezclarlo bien. "Mezclado, no agitado" Como decía (dice) James Bond.

¿A cuento de qué viene esto? Pues que el otro día, cuando escribía la entrada ARROGANTE GILIPOLLAS me puse a pensar en que el joven protagonista de la anécdota no representaba para nada a LA Juventud. Que cuando hablamos habitualmente de LA Juventud sólo nos basamos en ejemplos negativos. Ejemplos que son los que más llaman la atención, los que aparecen en la prensa, en los medios, los que más "venden". Y resulta que nunca nos acordamos del numerosísimo colectivo de jóvenes anónimos que luchan por sobrevivir, por trabajar, por independizarse y por ser felices en un entorno como este, hostil, pero que muy hostil, para muchos, y especialmente para los ellos.

Y es que los medios de comunicación no es que ayuden precisamente a equilibrar la imagen que se tiene de los jóvenes, más bien todo lo contrario; y si no fijaros en los programas que últimamente se han emitido o se emiten por televisión:

• Objetivo Mediación. Antena 3.
• De patitas en la Calle. La Sexta.
• S.O.S. Adolescentes. Cuatro.
• Hermano Mayor. Cuatro
• Generación Ni Ni. La Sexta.

Lo que me llama la atención es la relevancia que han cogido en los medios este tipo de programas relacionados con los jóvenes más problemáticos, hasta el punto de que poco a poco estamos juzgando de la misma manera a toda una generación.

Me preocupa esta continua identificación, que tiene su origen en el poder de los medios de comunicación. Medios que nos dan todo "mascado". Simplifican hasta tal extremo que convierten las situaciones en blancas o negras. Y a veces sólo en negras, llegando al extremo de que terminamos basando nuestros propios argumentos en aspectos tan simples y faltos de rigor, que damos miedo.

Sí, me asustan todos estos (supuestos) programas “educativos”. Dan una vuelta de tuerca a un ambiente social que precisamente lo que necesita es reforzar la visión de lo que representan los jóvenes de la otra cara de la moneda, porque, aunque parezca mentira, existen. Y aunque no os lo creáis hay bastantes más con ganas de pensar, imaginar, crear, ayudar y construir que lo que nos están "vendiendo". Chavales que estudian, chavales que no terminan de encontrar un trabajo a pesar de los pesares, chavales que se divierten solos, con los amigos, con sus padres y con todo el mundo. Chavales que existen, de verdad, pero como no hacen nada noticiable, son invisibles a los medios.

Vaya pues esta entrada por todos esos chavales que no son noticia precisamente por ser y actuar como personas. Vaya por todos estos jóvenes que desgraciadamente van a ver frustradas sus aspiraciones laborales y su proyecto de vida, sin hacer apenas ruido, porque el desempleo, el subempleo y la vida de Becario van a ser sus incondicionales aliados en los próximos años, precisamente y casualmente al igual que lo fueron de nuestra generación, la que se incorporó al mercado laboral a mediados de los años 80 y principios de los 90. ¡Vuestros padres, coño!

Os dejo con este par de chavales que están arrasando en youtube por su ingenio, atrevimiento y simpatía. Más de 1.500.000 visitas avalan la "simple" originalidad de dos adolescentes, que me permiten pensar en esta juventud a la cual pretendo visibilizar a través de esta entrada.

12 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Javier:

Muy buen post. Y creo que de justicia, porque es cierto que hay muchos jóvenes que se levantan cada día sabiendo que será un día más de derrota; pero siguen levantandose por esa fuerza extra que da la ilusión, por esas ganas de querer cambiar el mundo, por contribuir a hacerlo mejor, por querer buscar su propio lugar.

Asi que me sumo a este homenaje a aquellos jóvenes que todavía tienen sueños.

Buen video, buen post y buen sábado

Un abrazo

Bakar dijo...

¡Que gracia el video! y sí, otra vez comparto lo que dices excepto una cosita: ¡A mi me encanta Mecano! pero bueno, esto no es nada nuevo para ti. Sabes que no compartimos todos los gustos musicales...

Un muxu.

Katy dijo...

Hola Javier, es cierto, los medios de comunicación lo embarran todo. Claro que existen estos chavales fantásticos, pero no son noticia. Me ha encanta la viñeta de los becarios. Así empezaron mis hojis de becarios... Pero afortunadamente ya han dado ese pequeño salto a empleados. ¿Hasta cuando? Igual hasta los 67 años :(
El video muy bueno. Y lo mejor el texto de post muy bien hilvanado.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Gracias por sumarte al homenaje. Creo que es de justicia acordarnos de ellos, ahora que las van a pasar canutas para encontrar un curro.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Kaixo Bakar:
Sí, creo que se me ha ido un poco la mano con lo de Mecano. Lo siento. No era mi intención ser irrespetuoso con las personas a quienes os gusta. Retiro el calificativo.

Musu bat.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Gracias por tu comentario.
Lo de los becarios tiene una parte positiva si se gestiona y se controla adecuadamente. Tiene algo que ver con lo que antiguamente eran las "escuelas de aprendices". Lo que pasa es que se abusa tanto de las cosas que terminan por perder su verdadero sientido.
Un abrazo.

Economía Sencilla dijo...

Desde luego, siempre llaman más la atención los que "se salen del tiesto" que los "normales", que como bien dices -y menos mal- son en realidad mayoría.

Pero lo que vende son las chorradas, los adolescentes problemáticos, los que cuelgan vídeos de violencia en YouTube, o los de Gran Hermano. En fín, espero que esta moda televisiva se pase pronto.

Un abrazo
Pablo Rodríguez

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Pablo:
Las modas se pasan, pero las costumbre no. Y como de lo que se trata es de estar todo el día buscando lo negativo y el morbo de las cosas seguiremos igual.
A este paso terminaremos todos haciendo burradas porque es lo que vende.
En fin...
Un abrazo.

JLMON dijo...

Hola Javier
¡Que bueno! Me ha encantado aunque el fondo es agridulce, pero real.
Un saludo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola JLMON:
Gracia por pasarte. Es que con lo del paro hay que ser realistas y lo de los 4 millones de parados no va a desaparecer al mismo ritmo que apareció. Vamos a tener altísimas tasas de desempleo juvenil durante muchos años. Y eso no lo dicen, pero al pasado me remito.
Un abrazo y vuelve cuando quieras.

Josep Julián dijo...

Hola Javier:
Lo que es noticia es lo único que parece existir. En eso somos enormemente crédulos, simples y lerdos pero así es.
Lo que sucede es que esa otra realidad que nos describes de gente esforzada y discreta también está a nuestro lado aunque no sea noticiable más que en campaña electoral.
Suelo fijarme en los jóvenes que se mueven a mi alrededor y lo que veo es que aunque hay de todo, todavía son muchos más los que andan en cosas útiles tratando de levantar cabeza. A ellos no hay que explicarles demasiado los efectos de la crisis.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Josep Julián:
Ayer oí en la radio que la tasa de desempleo juvenil está en el 48%. No he contrastado la cifra, pero supongo que no estará muy lejos de la realidad.
Fíjate qué caldo decultivo para... lo que sea.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.