SÓLO TE LO TIENES QUE CREER


Hace una semana, paseando por los lugares de siempre, atada a una valla cualquiera, una pancarta venía a decir "No al cierre de la empresa XX". Una más de las que nos han plagado el paisaje durante los últimos años. En esta ocasión, me recordó a una de esas pancartas que hace 30 años adornaban nuestras ciudades durante la crisis anterior.

El domingo fue el día internacional de los trabajadores: Tristes desfiles seguidos por tristes incondicionales con las mismas pancartas de siempre, convocados por tristes y decadentes sindicatos que van avanzando de derrota en derrota hasta la victoria final. Así de crudo se ve este día que antaño fue referencia para una floreciente clase trabajadora, ahora derrotada y resignada después de haber catado los placeres prohibidos.


Lo consiguieron: Caímos en la trampa del adosado y del 4x4 y ahora nos toca doblar la rodilla y pagar la osadía. Ellos han evolucionado, se han organizado, han controlado los medios de comunicación, se han hecho con los resortes del poder, mientras tanto nosotros fantaseábamos con ser iguales que "ellos". El golpe ha sido tan duro que sólo hemos sido capaces de subir al desván a buscar aquella vieja pancarta descolorida y lo único que se nos ha ocurrido ha sido colocarla en la misma valla.

Tardaremos en recuperarnos. "La lucha de clases existe y la han ganado los ricos", reza el título del libro de Marco Revelli.

Pero ojo, no nos volvamos a equivocar, salir de esta no es atravesar el desierto de la crisis para intentar volver a estar como antes. Eso es lo que nos quieren vender, porque ganar han ganado, pero saben que no pueden pararse a celebrarlo, como lo hemos hecho los torpes. No nos pueden dar respiro, no se pueden arriesgar a que de repente nos despertemos. Hay que seguir con la fantasía.


Nos va a costar. Que lo vamos a conseguir es seguro, y para ello sólo existe un camino: cambiar de políticos, cambiar de sindicatos y recuperar la conciencia de que todo es posible.


Si fuimos capaces de abrir el camino a la esperanza en aquel ya mítico 15M, ¿Cómo no vamos a ser capaces de recuperar el ya legendario 1 de Mayo?

8 comentarios:

Marcos dijo...

No tengo claro si cambiamos una casta conocida en sus defectos, por otra casta que nada mas tocar el poder copia a la anterior, pero sin conocer sus pretensiones finales.

Emilio Manuel dijo...

El verdad que el capitalismo está ganando la batalla, pero ¿es por culpa de los sindicatos?, planteas unas aseveraciones que necesitarían un buen espacio para desarrollarlas y que aquí no tenemos, pero si no solo desde tu blog, en la calle, en los medios, en las empresas, se manifiesta que los sindicatos están muertos, al final será verdad y el capitalismo ya no tendrá enfrente a nadie, ¿o es que piensas que las gente se organiza sola?, he sido sindicalista muchos años, y siempre olvidamos que el sindicato está formado por personas que necesitan de otras para que les empujen en la acción diaria, con sindicalista del sector transporte-telecomunicaciones, pocas, muy pocas veces nos hemos visto arrastrados por los trabajadores, muy al contrario protestar se puede hacer y mucho pero cuando llega el momento de la verdad, es otra cosa.

Yo también soy optimista, esto no puede durar toda la vida.
Saludos

Juanan Sanabria dijo...

Antes fue el sindicato vertical. Luego, por fin, vinieron lis sindicatos horizontales. Y yo no sé por arte de qué o de quiénes, si el capital, los sindicalistas o la coyuntura, ahora, hace bastantes años, en realidad, estamos en una situación que yo llamo, de una manera que pretende ser gráfica, de los sindicatos cuadriculados. Se han cruzado los dos ejes de coordenas y se ha parcelado el movimiento obrero. Aquí cada cual está en su casilla, a lo suyo, y no quiere saber nada de los demás.
Nunca ha resultado fácill de pronunciar la palabra solidaridad

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Marcos:
Yo sólo tengo claro que los que supuestamente nos tienen que defender se han vendido al enemigo.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Emilio Manuel:
Por culpa de los sindicatos... solamente no.
Yo creo que son los máximos culpables puesto que se han vendido a los placeres del sistema. Que los sindicatos son necesarios, claro que sí, pero estos que tenemos ahora no sirven. La cuestión no es sindicatos sí sindicatos no. Por supuesto que sí, pero necesitamos otros muy diferentes a los actuales.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Juanan:
Me gusta el término "cuadriculados". Creo que los define perfectamente. Yo tengo en mi empresa un c. de empresa, como es de rigor, que responde perfectamente al término. No porque lo diga yo, sino porque canalizan el descontento de la mayoría de la empresa. No conozco a nadie que hable bien de ellos. Podría poner ejemplos, pero creo que este no es el sitio, al fin y al cabo, estoy seguro de que todos sabemos de qué estamos hablando.
Besitos.

Tracy dijo...

Los culpables somos nosotros, hay suficientes motivos para estar todo el día manifestándose,con mayor motivo el 1º de mayo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Tracy:
Es evidente que deberíamos hacer como los finlandeses, que no les pasan ni una.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.