"TODO ES FALSO, SALVO ALGUNA COSA"


"Es el vecino el que elige al alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde".

Subido en un banco (de los de sentarse) en el pueblo de Benavente (Zamora), Rajoy deleitó nuestros oídos con esta magnífica reflexión. La estructura de la misma y la profundidad de su significado, han hecho que numerosos politólogos, científicos, académicos de la lengua y 2 guardas jurado de unos grandes almacenes, hayan estado indagando en lo que realmente quiso decir Rajoy con esta inigualable sentencia.

Pero no es la única. Cada vez que habla Rajoy crea escuela: "Los españoles son muy españoles y mucho españoles" o “No hay mejor defensa que una buena defensa".

Yo ante tanta cultura sólo puedo quitarme el sombrero. Entender no entiendo nada, es más, desde mi pobre y modesta capacidad pienso que este hombre es un gilipollas mayúsculo. Pero ¿quién soy yo cuando casi 7 millones de españoles "y mucho españoles", votantes del PP, aplauden a rabiar escuchando estas cosas.

¡Oye, me dan una envidia! Porque ellos sí que entienden estos mensajes.

Pues nada habrá que seguir perseverando.

 

8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

¡¡Que se vaya!!

Saludos

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Emilio Manuel:
¡Que el echen!
Un abrazo.

Tracy dijo...

Es que hay que tener una mente privilegiada para entenderlo. ¡¡¡Por favor!!!

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Tracy:
Parece ser que de eso se trata...

Juanan Sanabria dijo...

"Se empieza a ver la luz al final del tema".
De los gallegos se dice que si los ves en una escalera no sabes si suban o bajan. Este ilustre gallego, parafraseándole, no sabes si sube... o baja... o las dos cosas... o ninguna...

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Juanan:
Sospecho que lo lo sabría ni él.
Qué patético!!!

Juan L. Trujillo dijo...

Tras muy sesudas consideraciones y después de un exhaustivo estudio de sus frases y hechos, he llegado a la conclusión de que, en efecto, es un perfecto gilipollas.
De manera que no perseveres: no tiene solución, por mucho que lo voten.
Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Tras muy sesudas consideraciones y después de un exhaustivo estudio de sus frases y hechos, he llegado a la conclusión de que, en efecto, es un perfecto gilipollas.
De manera que no perseveres: no tiene solución, por mucho que lo voten.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.