EMOCIONES, SENSACIONES (LXV)




Ya nunca se oye

la persiana oxidada

del callejón


NOTA: El HAIKU, derivado del haikai, consiste en un poema breve de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. Es una de las formas de poesía tradicional japonesa más extendidas

14 comentarios:

A.L. dijo...

Fantástica foto. Hay muchas que se han quedado mudas.
Un abrazo y buen finde Javier

Katy dijo...

Me encantan las puertas. Son mi debilidad, aunque esten viejas y oxidadas.
La imagen sin embargo me produce cierta tristeza.
Cuantas persianas han quedado en silencio. Cuantas ilusiones rotas de comercios que un día fueron prósperos.
Un abrazo y que disfrutes del finde.

Myriam dijo...

Una vista desoladora y un silencio que da cuenta de un pasado inapelable.

Un abrazo y muy buen fin de semana

Fernando López Fernández dijo...

Se apagan sonidos metálicos
de dias pasados
durmiendo cansados

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola A.L.:
Demasiadas.
Las ciudades se están quedando con una imagen bastante triste. Y va para largo.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Tengo ojeada una puerta preciosa. A ver si en las próximas semanas la puedo traer.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Myriam:
Hace 25 años así se veían las fábricas por aquí. Me imagino que las lonjas también, pero la imagen que tengo grabada es la de las fábricas.
Desgraciadamente se repite el ciclo.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Ese sonido característico de la persiana subiendo y bajando están muy unidos a mi niñez.
Un abrazo.

JLMON dijo...

SUEÑOS ROTOS
PROMESAS INCUMPLIDAS
OLVIDO

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
... La historia de muchos...
Un abrazo.

Toni dijo...

Pues si, la historia de muchos...
Por aquí los asiáticos y pakistanís se han hecho los amos.
Una pena (y no soy racista).

Salu2

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Yo tampoco, y estoy contigo.
El concepto de comercio de proximidad que teníamos hasta hace unos pocos años ha desaparecido... muy a nuestro pesar.
Un abrazo.

Astrid Moix dijo...

pero muchas veces, cuando una puerta se cierra, se abre otra más allá, aunque no sepamos muy bien dónde nos lleva. Solo hay que ampliar el horizonte.

Estupenda foto, Javier.

Buen domingo, o lo que queda de él...

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Astrid:
No sabemos a dónde nos lleva y muchas veces ni siquiera sabemos dónde está... por mucho que busquemos.
Es complicado en una sociedad donde la solidaridad ha desaparecido.
En fin, que me pongo a filosofar y...
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.