REDIEZ CUMPLE UN AÑO… PISANDO CHARCOS


Exactamente hoy hace un año escribía mi primer entrada “¿CRISIS?, ¿QUÉ CRISIS?”. Fue toda una experiencia después de semanas de reflexión en las que sólo me hacía dos preguntas: ¿Tengo algo que decir? ¿Seré capaz de escribir con una periodicidad razonable?

Finalmente me lancé al ruedo y aquí estoy después de un año. Un año que ha sido toda una experiencia, que tengo que reconocer que me ha aportado muchas cosas:

• Me ha permitido reflexionar sobre diversos temas y ordenar ideas.
• He podido compartirlas con un montón de personas que no sé ni cómo habéis llegado hasta aquí.
• He conocido personas asombrosas, que jamás pudiese haber imaginado que existían.


• He conseguido un “costosísimo” "contrato de colaboración" con mi amiga Bakar, que ha aportado sus maravillosos dibujos a todas mis entradas desde hace un tiempo.
• He vuelto a recuperar la ilusión por la fotografía.
• Me he enganchado a blogs estupendos.

Eskerrik asko Bakar, por acompañarme en esta aventura.

Pero sobre todo, he recuperado el deseo de ser creativo que sospechaba perdido en lo más profundo del espacio y del tiempo.

Gracias a todos vosotros por compartir este rincón conmigo.


Siempre que se puede (que no siempre se puede), cada uno de nosotros volcamos la creatividad que tenemos (o la que nos queda) en aquello que más nos motiva. Soy de los que piensan que todos tenemos esa capacidad creativa siempre a punto, que de una manera o de otra tenemos la necesidad vital de exteriorizarla y de compartirla, pero que no siempre es posible, fundamentalmente por la influencia limitadora del entorno.

Soy de los que piensan que la creatividad no tiene por qué tener una razón especial para producirse, que somos creativos por el mero placer de serlo, y vaya que si estoy de acuerdo. Es más, considero que eso siempre es así. Así que la vida gira y gira y en cada momento volcamos esa capacidad, allá donde nos produce más placer y mayor satisfacción.

Yo he tenido la suerte de encontrar este espacio de expresión creativa donde el único objetivo es el propio gozo y, por supuesto compartir con aquellos que desean compartirlo conmigo. No hay más.

Una gran parte de nuestra capacidad creativa se encuentra en nuestra niñez. Me gusta mirar hacia atrás en el tiempo e intentar recuperar aquellos sentimientos que de niño pasaban por nuestra cabeza a medida que íbamos descubriendo el mundo. Experimentábamos con todo. Necesitábamos conocer y compartir: “yo… yo, aita, déjame abrir la puerta a mi”. “Mira ama, qué castillo he hecho”. Hechos, desafíos que nos colmaban, que ponían a prueba nuestra creatividad.

Poco a poco la propia sociedad se va ocupando de reprimirnos esa curiosidad, esas ganas de descubrir: “Eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca”. Pero en lo más recóndito de nuestra mente sigue viviendo aquel niño que suavemente se suelta de la mano de su madre, se gira hacia aquel maravilloso charco, se acerca, se detiene, ve su propia sonrisa reflejada en el agua, da un paso al frente y ya en medio del charco pisa fuerte por primera vez... pisa más fuerte una segunda… y finalmente chapotea. Las salpicaduras saltan hasta la mejilla sonriente mientras se oye de fondo: ¡Javi, sal de ahí, que te estás poniendo perdido!”.

Os dejo esta maravillosa canción de Silvio Rodríguez, uno de mis cantautores favoritos, que algo tiene que ver con todo esto.

Dibujo en el agua (Silvio Rodríguez)
Me dibujó en el agua,
me imaginó y me creó.
Me dibujó en el agua,
me despertó y me olvidó.

Me dibujó en el agua
con un creyón turquí,
pero miraba lejos
cuando le sonreí.

Me dibujó en el agua
con ademán casual
y desde entonces fluyo
disuelto en el cristal.

Soy un dibujo en el agua
que imaginó y que creó.
Soy un dibujo en el agua
que despertó y que olvidó.

Soy un dibujo en el agua,
sólo un dibujo en el agua.

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Estupenda notic ay post para empezar el lunes.

Enhorabuena Javier, sigue dandonos vuenos momentos.
Un abrazo

Katy dijo...

No podía yo faltar a esta cita.
Después de este bello post en el expresas eso sentimientos solo puedeo decir AMEN.
Felicidades y que esa bendita creatividad no nos abandone y nos ilusione cada día nuevo día. Es hermoso saber que al otro lado de esta minipantalla hay maxi personas que de no se òr este medio nunca hubiésemos descubierto:)
Un abrazo Javier y buen verano

Alberto Barbero dijo...

Gracias, Javier, por tu estímulo creativo continuado y multidimensional (fotos, músicas, ideas, humor). Ya es parte del paisaje con el que vivo.
¡Felicidades!

Economía Sencilla dijo...

Crisis? What crisis? No en este blog, desde luego ;-) Enhorabuena por el cumpleaños, y por seguir llenándolo de contenidos positivos, divertidos, amenos, críticos....

Un abrazo
Pablo Rodríguez

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Muchas gracias.
Seguiremos mientras dure la inspiración.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
Muchas gracias.
La verdad es que es un placer y un honor compartir con todos vosotros.
¡Que dure!
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Muchas gracias Alberto.
Me lo paso genial. Y que conste que es en las dos direcciones porque leeros a vosotros también es una pasada.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Pablo:
Muchas gracias por el piropo.
Seguiremos al pie del cañon mientas dure la inspiración (vaya, me ha salido un pareado).
Un abrazo.

MaS dijo...

Zorionak Javier!,
vamos a por el dos!!!
Un abrazo fuerte y enhorabuena!!!
M.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola María:
Eskerrik asko.
Es gratificante andar el camino con buenos amigos.
Tu también andarás cerca del año, ¿no?
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.