DISCULPE, PREFIERO A LOS 80

Cuando tuve mi primer trabajo serio, en el año 81 del siglo pasado (suena lejos, ¿verdad?), trabajaba como administrativo informando sobre las cotizaciones a la seguridad social de las personas que solicitaban una pensión de invalidez o de jubilación. En aquella época vivíamos en plena reconversión industrial y os podéis imaginar los dramas que tenía que ver de cerca: personas a las que habían mantenido engañadas en sus empresas durante años sin cotización alguna, personas que habían estado trabajando a "salto de mata" con más periodos "en blanco" que cotizados, personas que no llegaban "por los pelos" al requisito de 15 años cotizados para tener derecho a una pensión y que además llevaban 5 años en desempleo, personas que habían cotizado toda la vida pero no lo habían hecho los 4-5 últimos años y que por lo tanto se quedaban con la pensión mínima... Bueno, la lista podría ser interminable.

Por situarnos, hablamos de que en aquellos momentos había una tasa de desempleo del 30%, con todo el tejido industrial prácticamente destruido. Los jóvenes tenían una tasa del 70%. Como se suele decir, "Aquí no curraba ni el Tato".

Bueno, la cuestión es que aquella crisis dilapidó literalmente la vida de muchas personas anónimas, de esas que no hacen ruido ni para morirse. Por no molestar, ya sabéis.

Todo esto viene a cuento porque hace unas semanas leí una noticia que venía a decir que “sólo el 20% de los jubilados cumplen los requisitos para tener derecho al 100% de su pensión. No me hagáis mucho caso, porque no he conseguido encontrar de nuevo esa noticia en Internet, pero poco más o menos iban por ahí los tiros.

¡Ah! por cierto, ahora me acuerdo que se solía decir por entonces que éramos "una generación que vivía de sus padres y que luego viviría de sus hijos".

Pues bueno, entre aquellos jóvenes que engrosaban las filas del desempleo comencé a estar yo en el año 85. Jóvenes que ahora andamos entre los 50 y los 60 y que comenzamos a pensar ya en la jubilación que nos va a tocar. Y digo yo: Si los que tenemos esta edad hemos comenzado tarde a trabajar y hemos andado por ahí con contratos “de aquella manera”, no parece que lo tengamos muy fácil para cumplir todos los requisitos para alcanzar una jubilación, que no sea la mínima. ¿No os parece? Y si además, con la que está cayendo, a esta edad nos mandan al paro, es evidente que no vamos a volver a trabajar. Por lo tanto, de esta generación que entró tarde al mercado de trabajo y que va a salir pronto, va a haber un porcentaje muy importante de personas que no va a pasar el la pensión mínima. Y eso sin contar que van a reformar el sistema de pensiones, evidentemente para poner el listón un poquito más alto.

Así que quiero advertir al gobierno de que se ha vuelto a equivocar. ¡Que no! Que la jubilación no hay que retrasarla hasta los 70. Que eso es poco. Que hay que retrasarla hasta los 80 ó los 90 para que nos de tiempo a cotizar los 35 ó 40 años que van a ser necesarios.

Habrase visto. Si es que andan de un despistao.

Vean este video y verán que tengo razón.

14 comentarios:

MaS dijo...

¡¡¡Larga vida al ...currito!!!
total...¿cuantas generaciones vivimos para trabajar y no trabajamos para vivir? Va a ser que currar es lo único que sabemos hacer (o queremos hacer), ya que nos pasamos de sol a sol dandole que te pego... y entonces queda aún más justificado hacerlo hasta el fin...eso, si sobrevivimos al ritmo...porque el stress, la angustia y demás enfermedades "futuristas" van a acabar con los currantes sí o sí.
Al que llegue a los 80 trabajando habrán de darle la jubilación como premio.
Ya estamos esprintando.
Saludos,M.

Bakar dijo...

Menos mal que tienes otro apartado de noticias positivas, por que cada vez que leo alguna entrada tuya (quitando el apartado mencionado) me dan ganas de llorar...
Viendo esta historia por el lado positivo, termino de pagar la casa cuando sea una anciana... así que igual necesito estar trabajando hasta los 100, por que hablando de pensiones, no sé si la mía dará "pa tanto gasto"...

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola María:
Lo de esprintar se me da mal. Yo, más bien soy un corredor de fondo, así que igual me pillan todos los "toros" (¡glup!).
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Bakar:
No seas depresiva, que en el fondo voy de cachondeo. Seguro que no has visto el video de VAYA SEMANITA: humor negro del bueno.
Musu bat.

Fernando López Fernández dijo...

estoy de acuerdo con MaS. al final nos pasamos el dia currando para nada, porque si llegamos a los 80 ya estaremos muy cascados. Eso si, el video genial.
Feliz fin de semana
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Fernando:
Por eso hay que tomarse la vida con alegría, porque si esperamos a disfrutar de ella después de la jubilación, estamos arreglados.
Un abrazo.

JLMON dijo...

Je-je....es lo primero que me sale.
Si me jas Javier, yo prefiero los setenta (estaba todavía haciendo piras a las clases de Basas y el Mañas, je-je)
Cuidate, un abrazo

Katy dijo...

Jajaja, los de vaya semanita se han tomado muy bien la noticia de la jubilación tardía. De nosotros se dice algo distinto y "Les hemos dedicado la vida servir a los padres y ahora servimos a los hijos :) Y qué... y tampoco tenemos garantizada la jubilación, después de que el cabeza de familia trabajó desde los 15 años sin dejar de cotizar un solo dia. (45 años)
Asi que por preferir no prefiero nada. Es el mismo perro con diferente collar.
Solo me queda mi alegría de vivir y tomarme las cosas como vienen día a día. Total cada vez necesito menos
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Jose Luis:
Pues a ver si te dan los números, que la cosa está muy "chunga".
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hoal Katy:
Sí señora. Estoy contigo en que hay que tomarse las cosas con un poco más de filosofía. Sufrir innecesariamente no nos lleva a ningún sitio.
Un abrazo.

Denavegantes. dijo...

Y si nos congelan directamente?.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Adolfo:
Pues no des ideas porque...
Un abrazo.

Josep Julián dijo...

Hablando de jubilaciones, ayer oí por la radio que la reportera más veterana de los Estados Unidos, famosa por haber estado en todas las ruedas de prensa de todos los presidentes desde el tío Ike se ha despedido por meter la pata, no es que se haya jubilado. Claro que no me extraña que eso pase en los Estados Unidos donde si no has hecho tu fondo de pensiones tienes que currar hasta el último aliento. Es más, en un dinner en el que cené una noche, había una camarera tan vieja que arrastraba los pies y llevaba la espalda encorvada. No me extraña en un país en el que los camareros cobran casi todo variable (léase propinas).
En fin, que pa qué.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Josep:
¿Has visto como tengo razón?
Es mejor a los 80 y los americanos lo saben. Imaginate con 79 tacos subido en un andamio dándole a la paleta a 41 grados.
Una gozada.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.