LA PARTE CONTRATANTE DE LA PRIMERA PARTE: MISIÓN CUMPLIDA

Hace unas semanas, el 17 de julio, escribí un post titulado “LA PARTE CONTRATANTE DE LA PRIMERA PARTE”. En él hablaba de los clásicos del cine y del interés que podrían suscitar entre los jóvenes actuales si nos esforzásemos un poquito.
Josep Julián me sugirió montar un “cine forum”, reto que acepté encantado.
Pues bien, este verano me he liado la manta a la cabeza, he elegido un grupo de películas que podemos considerar clásicas, he “fichado” un grupo de chavales y… juntos hemos visto cine del bueno.

Con lo de “fichar” quiero decir, que convencí a un grupo de jóvenes (amigos/as de mi hijo y de mi hija) que pasan el verano en el pueblo donde pasamos parte de nuestras vacaciones, a que se animase a ver unas cuantas películas clásicas del cine que yo presentaba bajo el título: CINE DE VERANO EN EL CHALET Nº 6.
El resultado ha sido EXCELENTE.
Partíamos de una programación que quise hacer lo suficientemente atractiva como para enganchar al público (5 jóvenes entre 17 y 20 años. El último día fueron 12 chavales y chavalas). Buscar entre géneros que pudiesen resultarles atractivos y elegir películas clásicas que respondiesen a estos géneros con suficiente garantía de calidad no me resultó muy difícil, fundamentalmente porque son películas que a mi particularmente me gustaron mucho en su día.
Películas con mensaje, películas pioneras en la forma de ser contadas que además mantuviesen un nivel de acción y de suspense, fueron las claves del éxito.
2001 Una odisea en el Espacio, El Resplandor, Alien el Octavo Pasajero, Blade Runner, Desafío Total, El Desafío de las Águilas y finalmente Slumdog Millonaire (no es todavía un clásico pero seguramente lo será, aunque sólo sea por los 8 Oscar conseguidos).
Las sesiones de cine empezaban a las 22,30 h. en la terraza de mi casa aprovechando los maravillosos cielos estrellados de agosto. Pantalla, cañón altavoces y ordenador fue el equipo utilizado. Escenografía: como en el cine.
Antes de cada emisión, yo preparaba una breve presentación de la película a modo de “cine club”, con información que contextualizaba la película. Creo que cumplía su misión para que el grupo pudiese valorar mejor el mensaje que quería transmitir el director. El ejemplo que más llamó la atención fue el de Blade Runner, cuya versión revisada 10 años después por el director cambia radicalmente con respecto a la estrenada. Hablamos mucho sobre el fondo de la película y lo bien que estaba planteado.
La última que vimos fue Slumdog Millonaire. Había 4 jóvenes que ya la habían visto. No les importó que pusiese esta peli porque les había gustado mucho. Antes de comenzar pregunté: “¿Alguien me puede decir de qué va esta película”?, “¿Cuál es para vosotros su mensaje?”. No supieron contestar. Supongo que porque no están acostumbrados a “analizar” lo que van a ver o lo que han visto. Aprender a ver una película desgraciadamente, todavía hoy, se aprende a base de esfuerzo personal.
(Mi) Conclusión: Los chavales tienen ganas de ver y entender el cine, el buen cine. Películas como Blade Runner y 2001 fueron ampliamente comentadas.
Después de los temores iniciales a que nadie mostrase interés, pasamos a la fase en que se daba por hecho que esa noche había película. Al final todos nos quedamos con ganas de seguir. Desgraciadamente hasta el próximo verano no nos volveremos a juntar. Hubo películas, como EL GOLPE, que se quedaron para la nueva temporada.
Quedémonos con que hemos abierto un pequeño espacio en unas mentes sedientas de conocimiento. Mentes que afortunadamente siguen preguntando “¿por qué?”, como cuando tenían 3 años. Démonos la oportunidad de seguir alimentando esa inquietud mientras disfrutamos del mejor cine.

6 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Me parece una iniciativa genial por varias razones.

1) Se pasa un rato estupendo sin dinero

2) Se disfruta de buen cine.

Y, lo más importante, se juntan varias generaciones, se escucha, se intercambian opiniones y se crean vínculos.

Enhorabuena por la iniciativa. Un abrazo

Anónimo dijo...

Ayudaría que no preentasen las películas como de culto, eso espanta a cualquiera. Es como cuando te dicen que debes leer El Quijote solamente porque es un clásico, te predispones muy mal ante la obligación de venerar una obra porque es consagrada.

Josep Julián dijo...

Me alegro mucho de que hayas llevado a cabo la iniciativa y que además haya sido un éxito. Lo que está claro como dices es que los jóvenes tienen interés en ver cosas buenas aunque no les estemos educando para el análisis, pero todo es empezar.
Enhorabuena y ahora ya sabes, cada verano cine a la fresca.
Un saludo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Pues sí Fernando. Lo cierto es que ese acercamiento intergeneracional fue uno de los valores de la iniciativa.
Lo pasamos muy bien.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola "Anónimo":
Está claro que presentar algo como de obligatorio cumplimiento para poder estar entre los "güais" suele tener poca aceptación. No suele ser mi estilo. Siempre me gusta despertar el interés y la motivación y si no lo consigo... pues a otra cosa.
Gracias por darte una vuelta por el blog.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Sí tienes razón Josep Julián. La verdad es que estoy contento de la experiencia y por eso os la cuento (si no hubiese sido positiva seguramente también os la contaría). En cualquier caso el año que viene, si se da la oportunidad, intentaremos mejorar.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.