VIVIR LA VIDA

Cuanto más mayores nos hacemos, más se nos llena la boca con aquello de que nos gusta disfrutar de las cosas pequeñas. Hablamos y hablamos de que... "ya estoy de vuelta de todo" cuando en realidad seguimos siendo esclavos de nuestras rutinas de siempre. Y no hablo sólo del dinero. Tomamos conciencia de que estamos más cerca del final que del principio, nos prometemos a nosotros mismos que vamos a vivir la vida, pero va y resulta que: NO SABEMOS ni hacemos nada por aprender, que es lo más grave.

Decía Picasso: "Desde niño pintaba como Rafael, pero me llevó toda una vida aprender a dibujar como un niño".

Quizá tenga razón Picasso y todo consista en volver a ser como niños, o mejor aún: no dejar de serlo nunca.

Terrible esfuerzo entonces el camino de vuelta.

Decía el bueno de Pepe Múgica, presidente de Uruguay que "Yo veo demasiada gente desesperada y sobre todo gente madura por la multiplicación y la acumulación de la plata como si fueran a acumular vida, o se la van a llevar en el cajón. Puedo hasta concebirlo que un hombre joven, una familia joven esté preocupada por su porvenir, pero en esta etapa de la vida en que uno empieza a tener la visión de que está para salir ¿qué sentido tiene la desesperación por acumular plata?"

Un sabio, filósofo, un poeta... un ser humano.

De mi amigo LUIS POTES
Acumular bienes... vivir la vida...
Nunca he visto la compatibilidad. Quizá acumulemos bienes porque no sabemos vivir la vida. Es seguro que nadie nos enseñó a vivirla, tampoco nadie nos enseño a aprender.

Decía Jose Luis Sampedro, un enamorado de la vida:"¿Tenemos mucho tiempo libre para vivirnos, o pedimos constantemente que nos vivan? ¡No hemos aprendido a vivir!".

¿Quién vive realmente tu vida?

10 comentarios:

Sgroya P dijo...

Vivir con la espontaneidad de un niño, verla con asombro sin perder la candidez..
El tiempo pasa inexorablemente.. que legado dejaremos cuando ya no nos encontremos en éste plano viviente??
Mi plan?? sonreir, vivir y ser feliz..
Besosss!!

Tracy dijo...

Una entrada magistral. Gracias.

Emilio Manuel dijo...

Cuando se dejen aquellas necesidades superfluas, que son muchas, y nos dediquemos a buscar las necesidades básicas, que son pocas, comenzaremos a vivir.
Mientras nos sigan metiendo que trabajar es una necesidad vital, que el dinero mueve el mundo y chorradas de este tipo, no viviremos, cuando entendamos que eso es filfa, comenzaremos a vivir.

Saludos

Marcos dijo...

Imprescindible ser al menos un poco niño para ser felíz. Siempre hay competición por ser el mas rico del cementerio.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Sgroya P:
Un gran plan :-)
Un beso.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Tracy:
Gracias a ti.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Emilio Manuel:
Absolutamente convencido de que así es.
Un abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Marcos:
Un poco y un mucho infinitamente mejor.
Un abrazo.

Katy Sánchez dijo...

Conozco algunas personas maravillosas que han hecho de su vida una vocación de ser felices. Y esto lo consiguen haciendo algo que la llena. No todo el mundo tiene el carisma de un Gandhi, ni de Luther King, pero si que todo el mundo tiene herramientas para elegir y vivir de acuerdo a su escala de valores. Hay quien en el primer lugar coloca el poder y el dinero y también es feliz. Otros colocamos diferentes valores, familia, servicio, aprendizaje, trabajo y no siempre somos felices.
Un post para darle vueltas a nuestros principios.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Hola Katy:
No hay duda de que hay que darle una vuelta. Ahora bien, pienso que una de las claves es que no nos vivan nuestra vida, como dice Jose Luis Sampedro.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Después de pulsar PUBLICAR UN COMENTARIO, pulsa TAB hasta ver bien la palabra de verificación. Gracias.